Giulio Ottanelli Quartet

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Giulio Ottanelli Quartet

Jazz Getxo, 2023

Una de las propuestas que más me gustan de este festival de Getxo es la de proporcionar un espacio para que puedan dares a conocer las nuevas bandas europeas de jazz. Ese 2023 se presentaron 80 propuestas y la ganadora, este cuarteto del italiano Giulio Ottanelli como en cada ocasión, además del premio en metálico, tiene la grabación del disco por parte de Errabal Jazz y una serie de conciertos por diferentes festivales. Giulio Ottanelli es un joven compositor y saxofonista de Florencia, que decidió ampliar estudios en el Conservatorio Superior de París y allí conoció a sus compañeros actuales. Jérémie Lucchese (saxo tenor y soprano), Cyril Drapé (contrabajo) y Emile Rameau (batería)
Dos saxos y una sección rítmica es una propuesta cuando menos “original” podrías pensar en aquel cuarteto de Coleman, Cherry, Haden y Blackwell y no andarías muy errado.
Es un disco en directo (sin segundas tomas) y los aplausos del público y esa frescura del directo lo convierten en un disco ágil que se escucha con agrado. Las composiciones son todas de Ottanelli, excepto una versión que ya comentaré.
Empiezan con Last Minute, sección rítmica marca el compás y los vientos entran juntos pero en un juego curioso de no sonar igual sino complementarios. Como que uno fuese unas décimas delante. Pronto entra un solo de saxo (como comprenderás no puedo saber de quién se trata) la sección rítmica está trabajando de nexo de unión para cuando sale un saxo y entra otro. Y además tanto contrabajo como batería aportan detalles que merecen tu atención. Troppi Gnocchi, sigue por la misma idea de desarrollos largos, pero aquí ya tenemos el primer solo del contrabajista. Un pulso perfecto, una melodía a desarrollar después por los saxos, pero con el contrabajo siempre presente. Después del puente momento para el saxo y desarrollo potente de la batería. Un cuarteto que vibra con la energía de su juventud y la seguridad de su profesionalidad.
Pif Pif, un cambio radical, música contemporánea, quizás melodías del folclore italiano, qué más da. Puedes imaginarte a gente danzando en una romería si quieres. Aquí los saxos sopranos se entrelazan sin conflicto y la sección rítmica busca aquellos sonidos de músicos callejeros que han marcado la música de media Europa durante siglos. Jérémie (suponemos que en honor a su compañero de vientos) diría que conviven soprano y tenor en una composición que vuelve a beber de la música contemporánea pero vestida con esa camisa tan cómoda del jazz. De nuevo merece la pena detenerse por momentos a observar cómo trabaja la sección rítmica por atrás. Los aplausos a los solos (a un volumen discreto) ayudan a situar la escena. Drill, volvemos al swing, una frase que se irá repitiendo y mucho espacio para improvisar. Gran trabajo del saxo, sube y baja con habilidad y desarrolla frases que denotan una energía tremenda ¡Esta juventud!
G.U.M.M. entra como una continuación del tema anterior, pero enseguida notaremos que la batería de Rameau va introduciendo detalles que llaman la atención. Como cuándo Art Blakey  iba asomando la nariz entre los Messengers. Samba em Preludio (Baden Powell / Vinicius de Moraes) ¡a quién le va a molestar que a mitad de un concierto de jazz se cuele esta maravilla de composición! A mí no. Los saxos “cantan” a veces al unísono, a veces en solitario, pero siempre con una calidez entrañable. En la batería Rameau no duda en entrar escobillas para endulzar más el pastel. Una delicia. Para terminar, Metro Ligne 5, volvemos a París, un tema de 13 minutos que nos devuelve al jazz del hard Bop, que en algunos momentos puede derivar hacia el free y en otros simplemente bop a muchas revoluciones. Un gran solo de batería que te acompaña en esa tensión producida después de 10 minutos de acelere y que deja justo medio minuto para que entre el grupo a despedirse. Muy original. + info | relacionados    

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Giulio Ottanelli Quartet