Avishai Cohen trío (Shifting Sands)

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Avishai Cohen trío (Shifting Sands)

L’Auditori 17 del 3 del 2024

Para celebrar esos 25 años de L’Auditori y dentro del ciclo jazz pop, fue un acierto programar este trío del contrabajista israelí (afincado en Estados Unidos hace muchos años) Avishai Cohen.
Algunos datos para situar la carrera de este músico, que seguramente conoces de sobras, pero creo que es importante como referencia de su obra actual. Aunque cuenta la leyenda que sus primeros bolos en Nueva York eran tocando en el metro, no tardó en enterarse Danilo Pérez de su valía y llamarlo para formar parte de su trío. Del pianista panameño supo retener ese sentido del ritmo que sigue aplicando en sus conciertos, no faltaron sus devaneos percusivos. Un gustazo verlo combinar el contrabajo con la percusión en la madera de su instrumento. Después sería el también pianista Chic Corea quién lo reclamaría para su sexteto. Y ya en el mismo sello de Corea, sacaría su primer álbum. Tanto Pérez como Corea son referentes en sus principios, pero en 2003, nuestro hombre decide crear su propio sello Razdaz recordz, y su primer trío. Con dos figuras que hoy en día están en la cumbre del jazz actual. Su paisano, el pianista Shai Maestro y Mark Guiliana en la batería. Estoy seguro de que no necesitas que te hable de ellos.
La música de sus orígenes israelitas, la música clásica, el jazz y la música tradicional sudamericana son tres pilares básicos en sus propuestas musicales, poco a poco Cohen va alcanzando en el circuito internacional, ese prestigio que lo lleva a llenar grandes salas por todo el mundo. No son muchos los músicos de jazz que llenan la sala 1 de L’Auditori.
El público sabe a lo que viene y no espera sorpresas, un concierto de más de 90 minutos, que satisfizo a todos.
Avishai Cohen está en una edad (53 años) que le permite trabajar duro, divertirse, y emocionar a un público que tiene ganas de que sea una noche especial. O finge muy bien o es uno de esos músicos que te hace creer que esa noche lo está dando todo para ti.
Aunque en la convocatoria anunciaba como reclamo Avishai Cohen trío (Shifting Sands) Último trabajo hasta el momento, la lista de temas escogidos fue muy diversa y abarcó diferentes épocas y tríos. Para este Shiting Sands, Cohen contó con el pianista de Azerbayan Elchin Shirinov y con la baterista Roni Kaspi que con solo 23 años ya se ha creado toda una reputación dentro del circuito internacional. En la gira, por lo menos en nuestra ciudad, le acompañó Kaspi, pero en el piano tuvimos a otra joven figura Guy Moskovich (28 años). Un músico que a pesar de no salirse demasiado de la zona de confort del centro del piano, supo dotar de melodías deliciosas la propuesta de Cohen
Aunque en muchas ocasiones el sonido de Kaspi me resultaba demasiado cercano al pop / rock está claro que fue la sorpresa de la noche y sus tres solos consiguieron que el público no dudara a la hora de premiarla con sus largos aplausos.
Empezaban con Dreaming de su Seven Seas (Blue Note 2011) álbum en el que curiosamente Cohen tocó el piano en ese tema, aunque el pianista oficial era Maestro.
Siguieron con Courage, solo de Cohen de una potencia y claridad excepcional, y ese gusto por lo latino queda patente desde el principio, aprovecho para destacar que el sonido de esta sala 1 de L’Auditori sigue teniendo una de las mejores acústicas que conozco. Si a esto añadimos un juego de luces magnífico (en las fotos de May Zircus se aprecia muy bien) el resultado es inmejorable.
Este Courage viene cargado de percusiones (me atrevo a decir que es una versión de la Souljazz Orchestra).
Por si el público se había preparado para el último trabajo, el siguiente tema fue Below, Kaspi lo endulza con escobillas, pero solo un momento, el contrabajo vuelve a asumir la línea de mando y el piano huele a romanticismo.
Se cuela  Ever evolving etude de su genial Gentil Disturbed, 2008. Época de Guiliana y Maestro, Kaspi no tiene reparos en conseguir emular ese estilo de Guiliana que tan bien combina la electrónica con el jazz. Y vuelven a su último trabajo con Hitragut, un tema que podría estar acompañado de letra, esos solos de contrabajo no dejan de simular poemas que podría cantar el mismo Cohen. Siguen con Life and death y Humility, vuelve a su Gently Disturbed, ahora con Chutzpan uno de los temas que el público reconoce desde el principio. Hacen una versión de Liebestraum y con un solo increíble de Kaspi, se acaba el concierto. Pero todos sabemos que van a volver y no se hacen de rogar. ¡Sorpresa! Moskovich al piano y Avishai Cohen agarrando el micro como si estuviese de nuevo en un sencillo rincón del metro de Nueva York, nos canta en un castellano impecable, Alfonsina y el mar. ¡Qué momento más bonito! Si el público ya estaba tocadito emocionalmente, esto remata al más reacio.
Vuelve Kaspi a escena y nos ofrecen Remembering, un tema que aparece en su Live at blue note (2007). De nuevo la baterista se lanza a descargas tremendas. Esta mujer no tiene límite. Público en pie, aplausos de éxito total, pero todavía Cohen quiso poner la última guinda al pastel. Otro tema cortito, que ensanchó todavía más esa sonrisa general que se observaba en la salida de la sala. No es de extrañar que Avishai Cohen tenga un público fiel, su trabajo le cuesta. El premio, a la salida mucha gente comprando vinilos y CD’s y Cohen firmando y rematando una faena que aunque sea repetida en cada ciudad, tiene la habilidad de hacernos creer que nuestra noche fue especial. + info | relacionados | Fotos: May Zircus    

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Avishai Cohen trío (Shifting Sands)