Ximo Tebar

ximo-tebar.jpg Ximo Tebar
"Steps"
Omix Records, 2009

Pink Panther es el tema elegido para abrir el nuevo trabajo de Ximo Tebar, y necesitaríamos todo el artículo para hablar de este tema, por supuesto que se reconoce la música de Mancini, pero toda la aportación del grupo de Tebar es una pasada. Él con la guitarra adorna el tema y le saca brillo, los vientos, Kiko Berenguer, Ramón Cardó y David Pastor (ahí es nada) le dan alas para volar consiguiendo hacer mas grande la modernidad del tema y los teclados con Orrin Evans y Santi Navalón te dejan pensando que Mancini siempre se entenderá mejor con la electrónica que con la acústica.  Ximo Tebar tiene muchas cosas que decir, quizás por eso produce bastante, pero en esta ocasión creo que el resultado ha subido de nuevo el listón, hace días que estoy enganchado a este trabajo y descubriendo detalles que quiero contaros. 26-2 es un tema de Coltraine, la batería de Donald Edwards sabe marcar un ritmo y dejar que todos los músicos se encuentren cómodos, solo faltaba la voz de Ester AndujarOrrin Evans, ¿Qué por qué lo digo? Recuerdas sus anteriores teclistas, Dr Lonnie Smith, Joey Defrancesco, por supuesto sus paisanos Santi Navalon o Mauri Sanchis, ¿que más necesita nuestro hombre, por qué esa incansable búsqueda de teclistas? ah se me olvidaba Abel Boquera, hace un par de años el mismo Ximo me comentaba que cuándo se murió Lou Bennett, no sabía quien podría substituirlo, pero creo que cada vez acierta totalmente el teclista que necesita para el sonido que pretende, atentos a este Orrin Evans, impresionante. Ximo firma tres temas, para darle más luz. El nuevo hombre a los teclados se llama   de momento me quedo con Zap, un tiempo medio donde vuelve a colaborar mi admirado Ramón Cardo, y entre las versiones hay un temazo que para mí es lo mejor del disco, Nefertiti, Alex Blake desde el bajo acústico dota al tema de Wayne Shortier de toda la actualidad que merece. En otra onda más latina Essential Passion firmada por el batería Donald Edwards en cuarteto ahora con el bajo eléctrico de Boris Kozlov, la viene anillo al dedo a Tebar para desarrollar sus frases Montgomerianas. Mucho gusto para los oídos, ya me dirás. Candido Querol