Gasion

Gasion
Gasion
“Les cançons urgents” Khlämør Records, 2011


Jordi Gasion ha dejado atrás su etapa de El fill del mestre y con las mismas armas empieza una nueva batalla. Debo aclarar que al comentar un nuevo trabajo del de Lleida, me cuesta ser objetivo, las letras de este hombre me atrapan siempre desde el principio y me dejan tan impresionado, que me cuesta buscar defectos a su propuesta. Si, alguno dirá, pero bueno no es mas que una voz y una guitarra, de Gasion-picacuerdo, pero si repasamos la historia de la música popular, cuantas veces Dylan, Leonard Cohen, Robin Hitchcock, Alex Chilton Elliot Murphy, Lou Reed, se han defendido solo con una guitarra. Solo por su primer tema, Pot ser una cançó d’amor, ya valdría la pena todo el trabajo, otra vez el desamor, otra vez el recordar los tiempos en que “sabia cada día el color de les calcetes” para cerrar los cuatro minutos de poesía sincera una harmónica que te dice que el blues también es posible entre la niebla. La teva anima, con ese juego de voces que parecen imposibles. En Nusos, aun que sé que no está, me parece oír el órgano de Joserra Senperena. Merceria Pilar, nos lleva a la infancia, a esa infancia de compartir secretos con los primeros amores, a esa infancia donde la magia es continua, la música sencilla solo adornando una voz que cada vez canta mejor, que cada vez modula los sentimientos dándoles tonalidades de una buena paleta de colores. A Noviembre lo introduce un buen solo de guitarra, estoy seguro que en directo va a necesitar dos guitarras para este tema, un tema muy de su estilo de ese cromatismo que continúa un poco la obra de Xavier Baró, preciosa. En La constancia del dolor, la guitarra esta ausente solo una voz desgranando sentimientos, poco a poco entra la música, sencilla, solo para marcar, otra vez la guitarra parece un órgano reforzando las reflexiones del orador. En Cançó per una película muda, como es normal ahora desaparece la voz y la guitarra se viste de rag time para acompañarnos en ese viaje de paisajes. Insert coin le sirve a Gasion para volver a reflexionar sobre su tema favorito, el saber que quieres hacer con la vida, de nuevo la harmónica nos acerca al sentimiento pantanoso en el que le gusta jugar. L’impermeable blau (Leonard Cohen) me tiene atrapado hace días, que maravilla, como la trata, parece que sea una canción echa por él, nunca se me había ocurrido hasta ahora lo cerca que pueden estar el canadiense y Gasion.  Para terminar Premi de consolació, ahora si que hay un órgano arropando las reflexiones de Gasion, un tema casi litúrgico que refuerza el paisaje de tristeza invernal que caracteriza al trabajo. Para un servidor otra obra maestra de Jordi Gasion. www.facebook.gasion relacionados  // Candido Querol


yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Gasion