Biel Martí

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Biel Martí
Biel Martí

La llum que portes dins. Microscopi, 2023.

Al escuchar el disco de Biel Martí, he tenido una sensación extraña. La música de, La llum que portes dins (La luz que llevas dentro ), me ha retrotraído a aquel folk americano que Peter Seeger, Joan Baez, Bob Dylan —en sus comienzos—, Peter Paul and Mary, y otros muchos más, nos enseñaron a cantar y tocar con nuestra guitarra, gracias a aquellos cancioneros que se publicaban entonces, a finales de los 60, con las letras traducidas al catalán. Son recuerdos y además algunas dudas —mínimas y momentáneas, resueltas inmediatamente y de forma positiva—,  sobre si estas propuestas musicales siguen siendo válidas en la actualidad.
Biel Martí explica que, al principio, sus referentes, casi infantiles, no eran estos. Por la época —muy posterior, naturalmente a la que me refería—, eran grupos como Els Pets y otros similares, los que escuchaba, y ahí es dónde es posible encontrar, dice, esas influencias en los textos de tendencia tan narrativa, de sus canciones. Luego, sigue explicando, fueron otros grupos y cantantes, como Willie Nelson, Colter Wall y Tyler Childers, los que le irían influenciando, a los que nosotros añadiríamos —aunque no sé si él estaría muy de acuerdo—, a los más mediáticos, Jhonny Cash o, puede que de forma un poco más forzada, Leonar Cohen, especialmente por el contenido de las canciones de ambos.
Biel Martí, en su segundo trabajo, de 2023, Somnis per a tu i per mi (Sueños para ti y para mi), anterior a éste, y muy cercano en el tiempo, mantenía una narrativa lineal, en torno a una sola historia. Pero, a diferencia del anterior, La llum que portes dins,  lo ha articulado sobre trece canciones independientes, que nos definen a unos personajes y sus historias, más bien oscuras, oscuridad que que precisamente, da coherencia a este trabajo.
Los temas, nos cuenta, son verdaderas narraciones en las que explica historias, en un viaje introspectivo hacia el fondo de las propias sombras de él mismo, donde se materializan en personajes llenos de miedos, y demonios que viven en su día a día, pero en busca de un rayo de esperanza.
Textos potentísimos que no desdeñan, ni mucho menos, el aspecto musical, utilizando ritmos pausados y melodías directas, gracias a su guitarra y su personal voz, que cuentan con las ayudas de Francesc Ibarra y Albert Ibarra, al bajo; Albert Paredes a la guitarra eléctrica, el dobro y al lapsteel; más el piano de Josep Haro. Un acompañamiento  que subraya perfectamente, de forma sutil, frágil, a veces, contundente, otras, esos textos que nos quiere transmitir Biel Martí, llenos de ideas y sentimientos.Si bien no todos los temas nos cuentan historias personales, algunos de ellos sí que hablan
abiertamente de, como dice, esos demonios, que citábamos antes, que le han perseguido en los últimos años.
Desde, L’home Que Ha Vist El Futur (El hombre que ha visto el futuro), primer tema del disco, nos introduce en el mundo de las adicciones que ha ido arrastrando en los últimos años y a las que ha decidido poner punto y final, como nos habla,  en los dos temas finales de su trabajo. En, Si Us Plau (Por favor) nos dice que busca reponerse de los demonios de la adicción, aceptando responsabilidades y encontrar esperanza en el amor propio y la gente de su alrededor, aunque él quiere que no le dejen de amar, en su lamento, pidiendo ayuda: “Si us plau, no hem deixis d’amar…”; en, Tots Els Fantasmes Del Voltant (Todos los fantasmas de alrededor) emite un último grito de desesperación, pidiendo apoyo para desvanecer esos fantasmas que le rodean.
Entre estas tres canciones, encontramos otras como la que da título al trabajo, La llum que portes dins, que nos habla, en tercera persona, de la duda que te crea siempre la toma de decisiones ante la vida y el no saber, porque nunca lo llegas a saber, si éstas han sido las más acertadas.
De los amores rotos; de las separaciones; de las vidas que se alejan con el tiempo y la distancia; de los recuerdos que se desvanecen; de amores y desamores nos habla en, Recordo, Els Estels y L’amor No És Suficient (Recuerdo, Las estrellas y El amor no es suficiente).
En, Una Tarda De Fa Temps (Una tarde de hace un tiempo) recuerda  aquella infancia,  aquella inocencia  que vemos a veces muy lejos y que no sabemos si queremos o no recuperar. Recuerdos de infancia a los que se añaden los de juventud, en, La Balada De La Marta I En Marc (La balada de la Marta y el Marc).
Las presencias humanas se presentan frente a él, sus vivencias, y, nuevamente los recuerdos, donde se mueve, al acercarse al final, como un naufrago entre ellos, que es de lo que nos habla en Nàufrag (Naufrago).
Tres canciones más que, de hecho, también podríamos agrupar, son Ja No Surt El Sol (Ya No Sale El Sol), donde, Lidia, la protagonista de la misma, a sus 16 años, no sabe cómo circular discretamente por la vida, pasando desapercibida, y queriendo estar siempre sola; Dolça Nina (Dulce muñeca), cuando alguien, al llegar al final de su vida, recuerda como ésta, poco a poco dejó de tener sentido; y Fins Que La Mort Ens Separi (Hasta que la muerte nos separe), donde afloran los sentimientos hacia otra persona, siempre con esa ilusión y esa esperanza , y sin querer hacerse mayor.
La Llum que portes dins, traza un camino a través de unas historias que han de servirle  —o puede que le hayan servido ya—, como una catarsis. Un viaje, donde Biel Martí explica: «Que en estos tiempos difíciles, puede que lo más humano es ayudarnos y cuidarnos unos a otros. Y con música, posiblemente, todo es más fácil».
Este trabajo introspectivo, necesita una atención especial, tomarse un tiempo, para poderlo apreciar en todo su valor, para entender ese sentimiento que Biel Martí nos transmite desde dentro, igual que el pájaro que abre delante de nuestros ojos su plumaje, para mostrarnos su interior, como la ilustración de Laia Baldevey ha plasmado, magníficamente, en la portada del disco.| + INFO|Texto: Federico Francesch | DESAFINADO | 

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Biel Martí