Yann Tiersen

YannTiersen
15º Festival Mil·lenni

Sala Barts, Barcelona. 8 de mayo de 2014

La música de Yann Tiersen posee una fuerza descomunal, y esta sensación se puso de manifiesto desde los primeros acordes que sonaron en el concierto que este multiinstrumentista bretón ofreció el pasado 8 de mayo en la Sala Barts de Barcelona, en uno de los últimos recitales del Festival Mil·lenni.

Tiersen es un compositor ávido, nada conformista, y volvió a sorprendernos con una nueva vuelta de tuerca de su sonido, mucho más relajado y denso que en ocasiones anteriores, y mucho más alejado del estilo que lo dio a conocer al gran público, es decir, el de la banda sonora del filme Amélie, al que sólo quiso volver con el tema Le Moulin.

Cuando todavía no habían pasado ni diez minutos desde el inicio del concierto, Tiersen ya había tocado seis instrumentos: melódica, violín, piano, guitarra acústica, teclados y xilófono. Entre tema y tema aún nos fue deleitando con más muestras de su versatilidad instrumental, tocando también la flauta irlandesa (tin whistle) y la guitarra eléctrica, sin olvidar que la banda que le acompaña tiene dotes muy similares a las del bretón.

El concierto de Tiersen siguió todos los procesos de la tormenta. Lúcido al principio, fue pasando a una tensa calma que se rompió en rayos y centellas para finalizar con una paz brusca pero esperada. Recorrió sobre todo sus últimos dos discos Skyline y Dustlane, aunque también presentó pinceladas de Infinity, su último trabajo, que se presenta oficialmente el próximo 19 de mayo. No merece la pena perder el tiempo intentando ordenar en etiquetas la música de Yann Tiersen, porque nunca llegaríamos a adjetivarla del todo, así que sólo recordar que su creatividad es sorprendente y su capacidad para transmitir es mágica.
+ Info | Relacionados | Silvia Rodríguez