Xazzar Histories desencantades

xazzar.jpg Xazzar
"Històries desencantades"
Kasba music / K Industria, 2009

Si su primer álbum, Que no s’escapin els gossos, el septeteto radicado en Barcelona mostraba la dispersión propia de un cajón de sastre en el que metía todo el material acumulado hasta la fecha, es en Històries desencantades donde han sabido catalizar toda su sapiencia y calidad musical, que no es poca. La melancolía impregna el cancionero de lo que es esta segunda entrega, pero una melancolía bien asumida y donde el blanco y negro flirtea con los colores llamativos de un arco iris. Así en una misma canción son capaces de saltar de un estado de ánimo al opuesto en cuestión de segundos. La mueca de tristeza muta en una sonrisa de oreja a oreja en canciones como Imaginari o Gipsy blue (su primera composición en inglés), donde la música propia de un cabaret se alía con la impronta de los cantautores mediterráneos en las cálidas cuerdas vocales de Miranda Gas. La riqueza y la ampulosidad de los arreglos es otro de los puntos fuertes de la banda. Ahí están esos barruntos de tango en Blanco y negro, o la contagiosa alegría de fanfarria balcánica de En unes hores. Por no mentar los malabares y piruetas del mayor espectáculo del mundo que prodigan en Circ reciclat, o ese fabuloso abordaje al cool-jazz en Si m´espero una miqueta. Miranda Gas (voz), Àngela Llinares (clarinete), Clara Peya (piano, acordeón y voz), Noemí Rubio (violín), Laia Serra (violín y coros), Toni Vilaprinyó (bajo) e Ildefons Alonso (batería) pueden estar de lo más orgullosos con esta lograda entrega. Así que no cunda el desencanto. // Miguel Angel Sánchez Gárate