VV.AA | The Rough Guide Arabic Café

VV.AA-Arabic-Cafe
VV.AA | The Rough Guide Arabic Café

World Music Network, 2014

Con el recuerdo de que ya en el siglo XIII el consumo de café en los países árabes era frecuente, The Rough Guide nos presenta en Arabic Café, una selección de músicas y músicos de la cultura árabe, de estilos muy variados. Entre los músicos que intervienen tenemos a representantes de la rumba de orígenes andalusís, como la que interpreta el famoso  músico franco-argelino Maurice El-Medioni, uno de los interpretes con más influencia occidental, enamorado de la música andaluza, como se ve en sus canciones. Curiosamente, teniendo en cuenta su veteranía, pues empezó a actuar en los años 50 del siglo pasado, tiene una discografía muy breve. El tema que interpreta en este disco, Bienvenu/Abibi, de su álbum Café Oran, mezcla esas influencias del sur de España, con otras provenientes del jazz, de la música zíngara y, por supuesto, de la tradición árabe. Dentro del mismo tipo de mezclas, encontramos Ya Waadi, de Akim El Sikameya, originario de Orán, como El-Medioni. En este caso, su estilo es más cercano a los parámetros jazzísticos, donde este cantante, demuestra toda su potencialidad.

Desde Egipto, Ali Hassan Kuban nos saluda con su mezcla de música nubia interpretada al acordeón. Un ritmo incisivamente repetitivo, con una percusión muy marcada, preside todo el tema, con el acordeón, como he dicho, de protagonista, y con las  intervenciones de coros e instrumentos de origen occidental como contrapunto en este tema de boda. También basado en canciones de boda, tenemos a Abdel Gadir Salim, el músico sudanés, interpretando Gamearina, en un marcadísimo ritmo 6/8 con profusión de percusiones, muy en la línea del anterior. Así mismo de influencia nubia y melodías de boda, tenemos a los egipcios Salamat, una banda encabezada por el percusionista Mahmoud Fadl, que en el disco interpretan Elleya Misafir, de su trabajo Ezzayakoum. Un numeroso grupo que quieren acercar la música de su país a los oyentes occidentales, como se demuestra en el otro de los temas presentes del grupo, también grabado para Ezzayakoum, que en este caso interpreta la cantante Salva Abou Greisha junto al resto del grupo. Una preciosa melodía que ella, con su magnífica voz, nos acerca de forma sensual. Y en medio de este ambiente tan especial, una breve intervención de un saxo que nos remite a esa voluntad de acercamiento a occidente de la que hablábamos.

Siguiendo ese periplo por los cafés árabes llegamos al Líbano, donde encontramos a Jalilah feat. Ihsan Al-Mounzer, con sus Thales of the Sahara, del álbum Beirut Mood. Un tema instrumental de ritmo enloquecido, con predominio de instrumentos de la tradición orquestal componiendo un mosaico de melodías de claros orígenes populares, adornado con constantes cambios de ritmo, creado para bailar la danza del vientre. Es uno de los temas más clásicos de todo el cedé, junto a Isfahan, que nos interpretan, también de forma instrumental, Daramad, un grupo de músicos persas y australianos, que, generalmente, introducen muchos elementos jazzísticos en sus temas, aunque aquí no sea el caso. Continuamos en tierras del Próximo Oriente, donde encontramos al palestino Ramzi Aburedwan, un músico comprometido absolutamente con su pueblo, que con su grupo interpreta Tahrir, desde su último trabajo, Reflections of Palestine. Con una cadencia de rumba árabe, también ausente la voz, nos acerca los ritmos y las melodías de su entorno.

Un salto en el espacio y el estilo, con el Groupe Mazagan, un conjunto que, desde Marruecos, ha conseguido llevar a cabo una modernización de la música chaabi, partiendo del raï y la tradición gnawa, como nos lo demuestran en su tema La Vignette. Un estilo que les ha llevado a colaborar con grandes músicos, entre los que se encuentra el propio Ched Khaled. Volvemos al Sudán con el ya desaparecido Sahed Khalifa, muy cercano, con su Samra Oya, a las músicas que en algún momento se han calificado de blues del desierto, aunque no sea absolutamente así en este caso, a pesar de las innegables influencias occidentales.

Acaba el disco con Mahamoud Fadl, la cantante egipcia que desde su disco Umm Kalthum 7000, un homenaje a la mítica cantante, interpreta We Daret El Ayam, una de las más bonitas canciones del Arabic Café.

Como siempre, la colección The Rough Guide incluye un segundo cedé, generalmente la presentación de algún grupo. En esta ocasión podemos decir que es, sin duda, una magnífica elección la que han hecho con el grupo Dozan, para nosotros lo mejor, sin duda, de Arabic Café. Dozan forma parte de Dozan wa Awtar Music Establishment, que tiene proyectos no solo en el campo musical, sino en las artes escénicas, a través de la enseñanza, la composición y la realización de la música, así como la producción de espectáculos teatrales en colaboración con profesionales locales e internacionales. Fundada en Jordania por Shireen Abu-Khader en enero de 2002, Dozan wa Awtar, realiza sus principales actividades en torno a tres grupos: Dozan wa Awtar Singers, el principal, que es un coro de adultos mayoritariamente jordanos, pero con algunos cantantes de diferentes procedencias, desde sirios, palestinos o libaneses hasta originarios de EE.UU. o España, entre otros; Dozan, el que nos ocupa hoy, un pequeño coro en lengua árabe;  y Atfal Dozan wa Awtar el nuevo coro de niños que se formó en el año 2011. En este momento están preparando El Mesías de Haendel con los Dozan wa altar Singers y la actual Orquesta Sinfónica de Amman.

La gran aportación de Dozan, formado esencialmente por un grupo reducido de tres cantantes y cuatro músicos, es su trabajo en la música coral armónica árabe de forma experimental, porque la música clásica árabe tradicionalmente tiene una sola línea cantada simultáneamente por todos los cantantes, mientras que ellos han incluido la polifonía. Sobre una base de instrumentos tradicionales, las diferentes voces que forman el grupo, femeninas y masculinas, se enzarzan en unas melodías que nos retrotraen a los estilos más tradicionales de su música, una música cercana en algunos momentos a la tradición andalusí y sefardita, tan próxima a algunas de nuestras músicas populares.

Un trabajo imprescindible este Introducing Dozan aquí incluido, aunque pensamos que no en su totalidad, en el que encontramos una nueva forma de entender la música clásica y contemporánea árabe. Entre los ocho temas que interpretan destacamos Hal Asmar Allon, Lamma Bada Yatathanna, que abre el disco, y especialmente Ya Mo, una pequeña joya. Las preciosas voces de los intérpretes, se conjugan con los instrumentos que les acompañan para ofrecernos una visión diferente de una música que, desgraciadamente, no nos llega con la asiduidad que sería de desear, lo que nos permite, en nuestra ignorancia, descubrir perlas tan imprescindibles como las interpretaciones de Dozan. +Info | Relacionados |   Federico Francesch | DESAFINADO RADIO