Tommy Caggiani Therion Project

TommyCaggianiTherionProject
Tommy Caggiani Therion Project

“The Energy Of Transformation”, Errabal Jazz, 2014

No es el primer nombre internacional que aparece en el sello Errabal Jazz. No obstante este profesor de batería, percusión e historia de la percusión étnica trabaja en el Conservatorio Superior de Jazz de Navarra. Pero además es un trotamundos de la vida y se ha imbuido de diferentes culturas musicales con el consiguiente reflejo en su variada música, aunque principalmente centrada en el jazz y en las músicas étnicas.Ha grabado en montones de discos e reconocidos músicos como Jorge Pardo, Jerry González, Bob Sands, Javier Colina, Maurizio Giammarco, Kepa Junkera, Baldo Martínez, Javier Paxariño o New Mood Trío. También es terapeuta musical y tiene hasta su propio método de percusión curativa.
Lógicamente la percusión y la batería son esenciales en su música y con ella nos hace llegar su visión de la vida real. Excepto en el tribal inicio con Ritual jungle con destacado balafón y una preciosa flauta, en el resto de los 7 temas se va por encima de los 6 minutos y acercándose en algunos casos a los 10, quedando lógico espacio para música semi improvisada. Se inspira en personas reales como en la estupenda balada jazz Branko y Admira con el destacado piano Fender Rhodes de un invitado de postín como es Fredi Peláez. En otros temas son los lugares visitados los que le inspiran. Es el caso del Salto del Chololo con su ritmo africano en la gran sección de ritmo y el estupendo saxo tenor de Fernando Sánchez. También con cierto ritmo funk en el bajo y con momentos de auténtico lujo para la guitarra eléctrica de Max Canalda. En otros momentos esos lugares son imaginarios como sucede en Qysall. Nos introduce en la curación a través de la música en un tema como Inner energy of Atacama, en el que el ritmo de sus percusiones y batería es básico. La única y muy bien elegida versión lleva la firma de Kenny Barron y es la melódica y agradable Sun shower en la que vuelve a brillar el saxo de Fernando y los buenos teclados de Fredi. El cierre con Ghislana blues supera también los 8 minutos y hay momentos preciosos, sobre todo algunos con la guitarra de Max que me recuerdan a la incomparable elegancia de Wes Montgomery. ¡La palabra “Therion” quiere decir mitad animal – mitad humano y aunque Caggiani sea un animal de las percusiones su música está llena de humanidad y buen gusto! + Info | Txema Mañeru