Tiu / Sopeta de Brou

tiu.jpg

Tiu
"Sopeta de Brou"
Produccions Blau, 2009


Los mallorquines Tiu, son un grupo de pop que quiere engañarnos con su discurso gastronómico, no caigáis en la trampa. Han usado unas letras que hablan de dulces, cafés, buñuelos, pero también hablan de tradiciones, de amor o de sentimientos que Beatriu Herrero quiere explicarnos y gracias a ese trío maravilloso de músicos que le acompañan estas letras rebozadas con una música fresca y original se imponen a cada nueva escucha. Trece temas donde se mezclan ritmos tradicionales, con vals, tango y mucho, pero que mucho swing. A las guitarras Jordi Tugores, parece ser que lo suyo con las guitarras es un amor pleno, además de tocar la guitarra, laúd y guitarrón es él quien acaba de arreglar las ideas musicales de Beatriu. Al contrabajo, Jaume Llodrà, creo que responsable en buena parte de que muchos temas del disco como Sopeta de Brou, Parado, Que bé ¡ este tema,  para mi es imposible escucharlo sentado, si tu amable lector tienes esa edad en que sabes que significa Violent  Femmes, REM y todo aquello que se dio en llamar Nuevo rock americano, deberías escuchar Que bé ¡ puro ritmo frenético echo desde la sencillez. Cuándo se acercan a la música popular de su tierra o bien la transforman en imágenes cercanas al mundo de Tim Burton como en Catalina o reinventan el Folk, un tema de la zona de Valldemosa, Parado, en puro rock and roll. En frases fetes otra vez ese duelo de contrabajo y ahora la guitarra parece que la maneje el diablo de Django Reindhart, aunque al final el otro demonio del Libro de la Selva también planea en mi reproductor, vamos una locura.  Otros temas como Pa de cada día, difícil de clasificar pero siempre más cercano a PJ Harvey que no a la música popular de las Islas Baleares. Las percusiones de Anibal Ferrer se encuentran bien en retazos de música brasileña como Cafetera y siempre están en esa sección rítmica imprescindible para cualquier música que quiera movernos. Para terminar un tema más electrónico, Somni petit que parece que deje abierta una puerta, para poder trasladarse en el futuro a otras habitaciones donde se cuecen otros guisos. Buen provecho. www.tiu.cat // Candido Querol