The Soul Jazz Beat Vol 2

telmo f.vol 2
The Soul Jazz Beat Vol 2

Sweet records, 2015

Segunda entrega del guitarrista gallego Telmo Fernández, como ya pasó en el volumen 1 vuelve a tener al Hammond a Phil Wilkinson, este músico inglés lleva tiempo en España, primero en Barcelona y después en Málaga y al igual que Telmo, alterna con soltura el jazz con el soul. En esta ocasión se trata de un disco de estudio, grabado en Barcelona y suponemos que por eso ha habido cambio en la batería, para lo ocasión colabora Caspar St. Charles un músico que se adapta perfectamente a todo lo que lleva negritud en las venas. Empiezan con I can’t get satisfied de aquel inolvidable Tobacco Road de Jack Mcduff, risas de complicidad para iniciar descarga de soul del que arranca pasión en el baile, la batería de St Charles  ya va directa al estómago. Sigue un tema de Fernández, Chicken Fingers, y el groove te atrapa, tu pie ya no podrá parar, estribillo que penetra, puentes que enlazan ideas, el hammond suena increíble, la batería con una alegría contagiosa y la guitarra con  mucho que contar. Onsaya Joy, más groove molón, el hammond dirige el cotarro, y dirige desde el respeto a la tradición, seguro que Richard Holmes puede considerarse uno de los padres del hammond, pero en este tema, más que nunca, Wilkinson no tiene nada que envidiar, está increíble. The free slave, del batería Roy Brooks, seguimos en los setenta, un tema mucho más denso, olvídate de llevar el ritmo con el pie, hasta la guitarra de Telmo se te va a meter en las entrañas, un trago largo, de los del final de la noche, sin líderes, aquí los tres músicos van siempre juntos en un solo bloque. Son of ice bag, nos vamos hasta los sesenta, el tema de Masakela lo popularizaba otro león del hammond, Lonnie Smith, menos espesura, más luz, pero también más pegada, St Charles está tremendo, no da tregua. Pot pie, otra composición de Telmo, de nuevo un estribillo que te atrapa, y después espacio para juagar con esas notas (esa fusión entre la libertad del jazz y la cadencia fija pero risueña del groove). 3 pesos es el siguiente tema, primera composición de Phil Wilkinson, muy complejo, mientras órgano y batería muestran sus cartas enseguida, como sección rítmica, Telmo se dedica a relatar una historia más cercana al western. A Phil la idea le convence y se apunta con su órgano, St Charles sigue manteniendo el pulso para que los dos compañeros puedan cogerse con seguridad. The scorpion, un recuerdo para el acid jazz, aquel estilo que como pasa siempre, habría que revisar de tiempo en tiempo, para sacar el grano de la paja, en este caso , hay mucho grano. No podía faltar en este catálogo, el gran Stevie Wonder, han escogido Uptight, para poder seguir con la idea de estribillos molones dónde los haya, después ya juagaran con él. Para cerrar otra composición de Wilkinson, Vagabond blues, pero no esperes un blues del delta, estos tres hombres no han hecho un disco para corazones rotos, han hecho un disco para transmitir buen rollo. Y se van como habían empezado, haciéndote bailar. Aúpa. relacionados | Candido Querol