The Gibson Brothers

GibsonBrothersCD
“They Called It Music”
Compass Records | Karonte, 2013

Estos son los auténticos, los únicos y los inimitables The Gibson Brothers. El quinteto comandado por los hermanos Eric & Leigh Gibson está considerado con todo merecimiento como una de las más grandes formaciones de bluegrass de todos los tiempos. Desde medios muy importantes los han comparado con figuras del género como Bill Monroe, por el buen uso de las tradiciones musicales del género y con Louvin Brothers, por las brillantes armonías vocales que los hermanos destilan con pasión. Otro destacado artista del género actual como es Del McCoury es otro rendido admirador de ellos y estamos hablando de un hombre que ha hecho trabajos compartidos hasta con Steve Earle. La cantidad de premios que han ido acumulando con el paso de los años es ingente. Mismamente el pasado año consiguieron el premio más prestigioso del género entregado por la International Bluegrass Music Association, siendo considerados Entertainers Of The Year. Este mismo año y con este magnífico y enésimo trabajo están nominados al mejor disco, a la mejor canción, a la mejor interpretación góspel (no sólo de bluegrass viven los hermanos), al mejor grupo vocal y al mejor compositor en la persona de Eric Gibson.

Pero es que además son algo más que un excelente dúo vocal. Son una banda. La prueba es que también está nominado como mejor intérprete de mandolina, Jesse Brock, hombre que ya ganó este mismo premio en el 2009. También tiene discos en solitario y ha tocado con otros artistas como Chris Jones, Audie Blaylock o The Lynn Morris Band. También ha producido a Rick Lang, entre otros. Al contrabajo (toca un Kay Bass del año 49) está Mike Barber, en la formación desde hace 20 años y que es coproductor de los 5 últimos trabajos del grupo. Por cierto que con su anterior Help My Brother también ganaron el premio de mejor disco del año 2011. En un instrumento tan básico en el género como el violín tienen a otro maestro del género como es Clayton Campbell que aporta también guitarras, mandolina y segundas voces. Entre todos han hecho un pedazo de disco en el que vuelven a combinar con maestría los temas propios con versiones de temas ajenos de Loretta Lynn, Delmore Brothers o Shawn Camp. Pero tanto composiciones propias como las de otros artistas saben llevárselas a su terreno y darles ese toque tan especial y propio. El tema titular es de lo mejorcito que hemos oído en muchos años dentro del bluegrass. Tiene un mágico violín, estupendos mandolina y banjo y las voces suenan a gloria bendita. Es otra gozada el soleado ritmo y la mandolina de Dying for someone to live for. Con el banjo al frente sube la velocidad en I’ll work it out. Se marcan un pedazo de sentido góspel en Home on the river. I will always cross your mind es otra deñlicia melódica y con las voces de nuevo sensacionales. Más velocidad otra vez con Sundown and sorrow antes de Songbird’s song, emotivo tema lento final con mandolina y violín de nuevo marcando la pauta. ¡Monstruos del bluegrass!  + InfoTxema Mañeru