Sara Tavares

sara-tavares.jpg Sara Tavares
Sala Galileo Galiei, Madrid
Festival de Guitarra i altres acords – L´Auditori, Barcelona

3 y 5 de Junio de 2009

Sara Tavares llegó a Madrid y Barcelona para presentar su nuevo trabajo Xinti (siéntelo) (World Connection / Resistencia, 2009) y nos enamoró con su voz sensual, femenina y dúctil, a la par que nos transmitió esa paz y armonía que desprenden cada uno de sus poros. Con una fórmula elegante, luminosa y llena de ritmo, nos llenó de vibraciones positivas, aprovechando de sus raíces caboverdianas lo más soleado y alejándose de la melancolía y la saudade de otras compatriotas suyas con las que poco tiene en común, pero a las que todos agradecemos que abrieran el camino a segundas generaciones, especialmente si tienen el talento de esta artista. Y es que Sara Tavares toca como vive, y eso se nota. Bajo la premisa del menos es más, la cantante desgrana calidad y buen gusto en los arreglos, la composición e interpretación de cada uno de sus temas, conectando al instante y de forma natural con el público que asiste a verla. Las notas del ukelele de Joao Baptista de Luz Monteiro acompañaron a la compositora y guitarrista en su recorrido por los temas de sus trabajos anteriores Mi Ma Bo, Balancê,…  así como en la mayoría de sus nuevas canciones, algunas de ellas íntimas y sutiles como el tema Ponto de luz en el que se entregó en solitario, haciéndonos vibrar con su sensibilidad. Compartió después un tema con su bajista, el compositor Luis Miguel Caracol, que también se deja querer por el poder del mestizaje. En la segunda parte del concierto, ya con el resto de la banda, el ambiente se fue caldeando, de nuevo con más ritmos caboverdianos y angoleños, toques de afrobeat y funky en Keda livre, llevando a los asistentes a moverse en sus asientos y a pesar de que el sonido era magnífico en las salas Oriol Martorell de L´Auditori y Galileo Galilei, la música podía trasladarnos perfectamente al aire libre, la naturaleza y las noches de verano, para bailar y cantar con el positivismo y Bom feeling que esta artista contagia.  Porque a pesar de que ella no sea una cantante de soul, lleva el alma a cada nota que emite haciendo posible que, como dice su último disco, xinti, xinti, xinti.// Mónica Rubio y Bruno Freire León