Santiago Auserón & Original Jazz Orquestra del Taller de Músics

Santiago Auserón & Original Jazz Orquestra del Taller de MúsicsSantiago Auserón & Original Jazz Orquestra del Taller de Músics
Barcelona, L'Auditori
17 de mayo de 2007
Repetían Santiago Auserón y la big band del Taller de Músics el maravilloso concierto que ya ofrecieron hace un par de años en la Plaça de la Catedral de Barcelona. Para mi gusto, esta vez en L'Auditori sobró potencia y la orquestación se comió demasiado a La Voz. Pero, bueno, el público se derretía. Está acostumbrado Auserón a recibir todos los piropos posibles: "guapo", "por ti no pasan los años", "eres el mejor"La verdad es que personalmente creo que se trata del único músico español que ha sabido cambiar década tras década y mejorar día a día con cada nueva propuesta. Tras un preludio D’encanteris i bruixes de Vicens Martin, guitarrista y director del combo, entró Auserón y el público ya se volcó. Alternando sus dos personalidades (Juan Perro con El Joraique, Obstinado en mi error o No más lágrimas, Radio Futura en El canto del gallo, Anabel Lee o El tonto Simón), los temas se sucedían para delicia de un público que, curiosamente, a pesar de no haber vivido en bastantes casos la etapa de Radio Futura, conoce mucho mejor esos temas que no los de la etapa posterior. Un detalle excelente llegó cuando, con Enric Palomar, Auserón nos ofreció esa maravilla que es El carro. Aquí está, para mí, una de las veredas que podría investigar este hombre: la distancia corta con el piano. ¡Qué maravilla! Al final sonaron La negra flor y Semilla negra. El concierto del año pasado con el proyecto de Las Malas Lenguas acabó igual: eso empieza a ser peligroso. Ya sabemos que el público las quiere. Pero si defiendo a este hombre a capa y espada es, precisamente, por su capacidad para no repetirse, entre otras muchas cualidades. Cuidado, maestro, te queda mucho por investigar: lo necesitamos. // Cándido Querol