Salao

Salao Jaraenelcamino
Salao

“Jara en el camino”, Taller de músics, 2014

Primer disco de este cantaor de L’Hospitalet de Llobregat. José Antonio Martín Yañez, hijo de emigrantes de Alosno (cuna del fandango), ha crecido amparado por la gente del Taller de Músics y este es el resultado. Un disco grande de los que agradecemos los aficionados. El Salao necesita cantar y desde las primeras malagueñas hasta el martinete que cierra el trabajo esa necesidad es patente, si lo has visto en directo sabes a que me refiero, tiene esa urgencia de sacarse el cante de su cuerpo, de arrancarse las penas y echarlas fuera, no hay concesiones, no hay un intento de hace como que o de sonar como otros. No sé porqué, quizás casualidad, en el trabajo hay dos guitarristas. Chicuelo es el encargado de lidiar los toros negros, seguirilla, malagueña, cartagenera. Con que facilidad pasa la voz del Salao de la compleja malagueña a los alegres abandolaos y que bien le secunda Chicuelo. Para los otros toques más festivos, aun que en la voz de Salao se vuelven igual de trágicos, ha contado con la guitarra de David Cerreduela. En este grupo incluye tangos, alegrías, bulerías y tientos. Aun que en los créditos aparecen compañeros muy interesantes, como Jordi Bonell a la mandola en los tangos, o David Domínguez en las percusiones, quizás te suceda como a mí, que te coja tan adentro la voz de Salao que no te deje escuchar muchos más detalles. Dios mío como canta las alegrías, que recuerdos de aquellas alegrías que cantaba El Pele, el mismo sufrimiento, la misma pasión. La guitarra de Cerreduela creando todo un fondo de colores muy bonito. Quiere acabar Salao con un fandango de Alosno, la guitarra de Chicuelo y las palmas de Issac Vigueras le van dando un espacio necesario para ir construyendo su sincero homenaje, la voz de Salao va rebuscando entre los meandros sin asustarle la dureza de los paisajes. Para cerrar el disco ha querido ir un paso más allá, con la batería de Luís Amador sustituyendo al yunque, nos ofrece un martinete, donde expresa como nunca su sufrimiento. Aquellos cantaores que como Chocolate, o Agujetas, se dejaban pedacitos de corazón en cada cante, tienen un seguidor en este Salao. + info | relacionados | Candido Querol