Lobi Traoré / Rainy season blues

Lobi-TraoreLobi Traoré
“Rainy season blues”
Glitterhouse Records, 2010

El sello alemán especializado en blues y americana (The Walkabouts, Dakota Suite o 16 Horsepower cuentan en sus filas) se pone el salacot por montera y por vez primera centra su interés en un artista africano. Tratándose de una eminencia como Lobi Traoré, guitarrista y cantante malí tristemente fallecido el 1 de junio del año 2010, razones no le faltan. Parafraseando el título elegido el tañido blues de su guitarra acústica gorjea como las gotas de agua que tejen un denso tapiz en la estación de las lluvias. Quizás la villa de Bakaridianna poco o nada tenga enLobi-Traore-pic común con las asentamientos que jalonan los paisajes del Mississippi rural, pero ese rasgueo básico que proporciona Traoré se antoja como albacea de los meandros más íntimos de una sensibilidad compartida en ambas y tan distantes latitudes. El dolor, la emoción primera, las invocaciones religiosas y los rescoldos que prodigan las experiencias vitales son un patrimonio común tanto en la zona del Delta americano como en la del Níger africano. Y ahí está Lobi con su mirada noble de sabio para engastar este testamento vital (es su última grabación previa al deceso) con perlas en las que la sobriedad y los cimientos del minimalismo se emboscan en la desnudez de sus yemas y su doliente voz. Solo ante el peligro el autor de aquel disco titulado Bamako, y que fuera producido por su paisano Ali Farka Touré, demuestra magistralmente que menos es más. Que aquí sobran koras, balafones, percusiones y cualquier otro tipo de acompañamiento. Que una guitarra acústica y unas templadas cuerdas vocales pueden erigirse como monumento emocional que embarga a flor de piel. Su melancólica y añeja voz canta “Moussa tiene la nobleza del alma. Moussa ama a la gente. Moussa de Sikasso y Koutiala es un hombre de paz. Moussa de Sikasso y Koutiala es un ejemplo de hombre de tolerancia” para hacernos partícipes de las historias de las gentes del pueblo como buen griot que se precie. Y es que la tradición juega un papel importante en el eje discursivo de Lobi Traoré. Ahí están composiciones de alabanza como Alah ka bo (Dios es grande), donde enumera los acontecimientos de los que dispone a su antojo el Todopoderoso: el matrimonio, el embarazo, el bautizo, la infancia o las alegrías y tristezas que depara la vida. Todo lo expresa con ese tono de abnegación propio de los grandes bluesman, desde John Lee Hooker a Koko Taylor. Y lo hace con una simplicidad que en contrapartida apabulla. Las diez canciones de este gran disco han sido registradas en los estudios Bogolan de Bamako y han sido producidas por Chris Eckman (guitarrista, cantante y pianista de los legendarios The Walkabouts). Valgan a modo de epitafio y recuerdo de este malogrado artista las líneas que entona en la canción Melody of Bambara blues: “¡Toma y saborea! Ignora la muerte de la cabra como una pérdida (Es duro considerar una desgracia cuando sacamos provecho de ella)”. http://www.mali-music.com I Relacionados I Miguel Ángel Sánchez Gárate

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Lobi Traoré / Rainy season blues