Portico Quartet

Portico-Quartet
Portico Quartet
23 de febrero del 2012, Sala Apolo 2 Barcelona

Mucho público en la sala para una propuesta bastante arriesgada. Para un servidor que debe reconocer que la electrónica no es su fuerte, el concierto le resulto complejo y difícil de juzgar, en cambio al público se le notaba conectado con la propuesta del cuarteto inglés. Yo conocía su anterior trabajo Isla, Real World records, 2009, me parecía un disco curioso y sobre todo la utilización de un peculiar instrumento de percusión llamado hang, daba a su música un tono de jazz electrónico que era interesante descubrir, temas como Dawn patrol con el soprano Portico-Quartet-picde Jack Wyllie a todo trapo me parecían muy buenos. Ahora estamos en 2012, la banda viene a presentar su tercer disco homónimo que grabaron a principios del 2011 y un servidor acude a la sala del Paralelo para que no se lo cuente nadie. Primera impresión, empiezan con temas de su nuevo álbum Portico Quartet por lo que no solo no conozco el material sino que además enseguida queda claro que los saxos de Wyllie no tienen demasiado protagonismo y de momento Duncan Bellamy desde su batería y sobre todo des de sus máquinas lleva casi todo el peso del concierto, los dos primeros temas  me resultaron fríos y no acababa de encontrar el sentido de sus tomas de sonido que después reproducían en la creación de ambientes, Keir Vine que era el músico que sustituía a Nick Mulvey, no parecía demasiado interesado en el hang, prefería al igual que su compañero, grabar y reproducir. Milo Fitzpatrick con su contrabajo era el que presentaba los temas y el que conseguía en sus dúos con la batería intentar dejar algunas secuencias no diría de jazz, sino de batería y bajo que marcaban ritmos donde cogerse con ganas de estructurar las “melodías”. Sin ganas de crear controversia creo que este último álbum de los Portico Quartet debe considerarse música electrónica y no tildar de jazz aquello que no pretende serlo, durante el concierto me venía a la memoria Durrutti Column, no se si recuerdas a los de Manchester, los categorizaban de post punk, pero nunca quisieron armar bronca, solo crear ambientes sonoros. Para los chicos de Portico Quartet, en este disco homónimo creo que el apellido quartet pasa a ser un indicador del número de componentes, pero el que quiera verlo como referente al jazz, para mi se equivoca. Debo reconocer que hacia mitad del bolo, cuando The visitor, Clipper, Line se colaron en mi cabeza, me encontré mejor, sensaciones personales. Reconozco que el público agradeció tanto el repaso a Isla, como la nueva propuesta y eso es lo que cuenta.www.porticoquartet.com | relacionados | Candido Querol 

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Portico Quartet