Passenger

Passenger
Passenger

Razzmatazz, Barcelona. 30 de octubre de 2014

Michael David Rosenberg, más conocido por su nombre artístico de Passenger, cumplió con su anunciada visita a Barcelona. Confirmada y esperada desde hace muchos meses, con todo el pescado vendido, unos incondicionables y jovencisimos seguidores corearon absolutamente todas las canciones que, durante una hora y media, desgranó el cantante y compositor inglés. Con la única compañía de su guitarra se bastó para contentar a la parroquia, a la que además obsequió con unas interminables peroratas entre tema y tema. De hecho, en algunas ocasiones dedicó casi tanto tiempo a estas introducciones como a interpretar las canciones. Así sucedió, por ejemplo, en el larguísimo monologo con el que nos explicó sus peripecias para dejar de fumar. Su voz y su estilo nos hacen recordar al ya casi olvidado Cat Stevens o al más actual The Tallest Man On Earth, aunque cabe decir que Passenger resulta algo más lineal en todas sus canciones (tal vez aparecer solo en el escenario lastre en algunos momentos la dinámica del concierto). Empezó su actuación con la soberbia Rolling Stone, incluida en su reciente trabajo discográfico Whispers (Nettwerk, 2014). No tardó mucho en atacar Let her go, su gran éxito, y nos sorprendió con una versión del clásico The sound of silence, de la pareja Simon & Garfunkel, que destacó por un tremendo crescendo final. Los coros del estribillo de Blind love fueron utilizados por la audiencia para pedir el imprescindible bis, cita a la que Passenger accedió generosamente, en este caso acompañándose de The Bus Music Club, interesante formación que había ejercido como grupo telonero. +Info Josep Maria Meseguer

 

 

 

 

 

 

 

 

+ Info |