Paco Charlín | Traffic Development

PacoCharlinCd
Paco Charlín.

“Traffic Development”,Free Code, 2012

Sigue Charlín en su misma tónica, ajeno a modas y tendencias. Sus composiciones siguen siendo temas donde poco a poco todos los músicos encontraran su espacio para tejer la conversación que llamamos música. Empieza con Traffic Development el cuarteto muestra sus armas, el tráfico fluye agradablemente, sin esos tipos que pretenden cambia de carril continuamente, sabiendo cada uno donde está. El saxo alto de Logan Richardson suena magnífico, lo tiene fácil, detrás hay una sección rítmica que es como estar conduciendo un Mercedes. Hacia el final del tema el duelo entre la batería de Tommy Crane (un solo en compañía) y el piano desenfrenado de Sam Harris, excelente. Roxo en cambio es un tema cortito, rápido, con prisa, el compas lo marca Charlín es para estar a la guay, bien secundado por los palillos de Crane. Richardson soplando sin tregua, de esos temas que se quedan suspendidos, sin final posible. Kalijula, más melodía, el piano trabajando más grave, Charlin pautando el tempo, incansable, me lo imagino atrapado en su contrabajo, ajeno al devenir mundano, solo concentrado en su música, como un artesano puliendo la pieza. KG JEBH, una balada de las que de tanto en tanto compone Charlín, Richardson ejerciendo de narrador, el sonido de su saxo seguro, muy limpio, un tema para escuchar toda la noche, sin prisa. FHU WAR, Sam Harris deja el piano acústico y se pasa a los teclados, toda la banda asume este registro nuevo y este tema suena diferente, no te mueves del sillón, pero sabes que lo estas bailando. 456 UK, habrá que preguntarle a Charlín el significado de tantas cifras, otro tema largo más de 9 minutos, siguen los teclados, sigue ese swing. Fisys Planet, bajo grave, con espacio para la esperanza, piano melódico buscando la poesía entre las pulsaciones potentes. Para cerrar el trabajo Pitoiu, tema largo con presentación de saxo, desarrollo de piano que va describiendo la narración, de nuevo la música de Charlín afianzada en el jazz atemporal, pero con un montón de variaciones que lo sitúan dentro de las músicas que se transforman mientras se desarrollan. La última parte del tema otra vez encontramos a Paco Charlín ejerciendo de orfebre. De nuevo trabajando con material clásico pero elaborando piezas nuevas. Relacionados | Candido Querol