Mayte Martín. Rocío Molina.

rocio-molina festival Flamenco Ciutat Vella. Barcelona Mayte Martín. Rocío Molina.
XVII Festival de Flamenco de Ciutat Vella.
Pati de les dones. CCCB Barcelona
21 de mayo del 2010

Anunciaba Mayte con ese humor suyo tan particular que había venido por ver a la mejor bailaora actual, Rocío Molina y además se ganaba unos dineros, la verdad es que nos demostró una vez mas que igual que emociona con sus boleros o cantando los textos de Manuel Alcántara, cuando quiere volver al flamenco clásico se encuentra como en casa, no solo demostró su habilidad para cantar palos difíciles sino que quedó claro que como cantaora está en un muy buen momento, también es cierto que Juan Ramón Caro debe ser ahora mismo uno de los mejores tocadores que puedas tener, además de conocer bien a Mayte, esto le permitió jugar con detalles arriesgados que quizás otro tocador no hubiese sabido resolver. Empezó por peteneras, después algunos cantes libres y de repente cuando parecía que Caro arrancaba unas alegrías se fue comiendo el escenario con un baile irreverente pero que impacta. Para el siguiente palo una trenza y un traje también alejado del clasicismo de los vestidos de garrrotín de los que consiguen mover el cuerpo de los aficionados, unos caracoles y unos cantes de ida y vuelta en que Caro volvió a demostrar su buen quehacer, fue un momento muy bonito y Mayte acostumbrada a moverse con soltura por otras músicas supo sacarle un gusto especial a ese acercamiento a las tierras del otro lado del atlántico, para cerrar, como no por fiesta, también supo acercarse a las coplas / bulerías que nos suelta un   a mas de uno nos recordó a Bernarda de Utrera, para que te hagas una idea de lo grande que estuvo esta mujer. Con un traje de cuero marrón, botas altas y el pelo suelto muy largo apareció Rocío Molina y con unos pasos que recordaban en fuerza a los caballos jerezanosbailaora, una mujer que parece preconizar el futuro del baile pero al mismo tiempo cuando la guitarra recorría con sutileza La Zarzamora, Rocío transmitía con todo su cuerpo (esta mujer no taconea y mueve los brazos, no, esta joven baila con todo el cuerpo como si quisiera comerse el mundo) la fuerza del cante y del baile, después ya con un vestido largo y un pequeño abanico hizo un cante de ida i vuelta, que me dejó clavado en el asiento, ni un solo zapateado, mientras la guitarra se acercaba con gracia a La Habana, Rocío empezaba y acababa una maravilla de baile solo bailando por el escenario y llevando el ritmo con el abanico, fue impresionante. A veces los artistas se salen de los cánones no para modernizar nada, simplemente porque necesitan hacerlo, felicidades Rocío Molina tienes la llave, abre la puerta del futuro. www.mayte-martin.com www.rociomolina.com. Relacionados // Candido Querol