Marco Flores

MarcoFlores
Marco Flores

SFB El Dorado. 9 de mayo de 2013.

Acabo de llegar de lo que ha sido de momento el mejor concierto que he presenciado en lo que va de año. Debo reconocer que no había visto en directo a ninguno de los tres artistas, a Marco me lo perdi el año pasado en el Ciutat flamenco. El planteamiento de un bailaor, acompañado por dos mujeres a la guitarra y al cante, hacía pensar en un concierto original, pero al momento quedaba claro que el sexo no influía en absoluto en lo que estaba pasando, solo tres artistas enormes en una noche irrepetible, la ovación del público es de las que dejan huella, Marco Flores estaba tan emocionado que no sabía cómo acabar. Empezó Antonia Jiménez  con una introducción bonita y la voz de Mercedes Cortes al iniciar la taranta ya presagiaba una gran noche, aparece discreto por un lado Marco Flores, color chocolate para la tierra, al segundo tema la camisa empapada demostraba su trabajo. Un duelo guitarra baile, demuestra la complicidad de ambos. Flores arranca el sólo y levanta un acercamiento al romancero tradicional, con tangos y coplillas de fondo. Mercedes se siente tan a gusto en estos cantes que me recuerda a la gran Carmen Linares. Un pequeño concierto de guitarra sola, donde Antonia Jiménez juega con los cantes de ida y vuelta, sobre todo guajiras, mientras Flores se cambia de ropa. Negro luto que presagia los siguientes cantes, solea por bulerías, con cada golpe de brazo Marco Flores, fusiona danza, toreo y baile. Hay un momento que pienso, este hombre baila hasta con los ojos, impresionante. Y llega la seguiriya, el negro luto justificado, el momento más poético de la noche, Mercedes que está cantando genial, se levanta y se pone enfrente del bailaor, no para jalearlo, ni mucho menos, le ofrece un soporte rítmico de pulsación sobre el que nuestro gran bailaor, puede crear lo que quiera. Se retira Flores y Mercedes canta una copla clásica, sin florituras, otro gran momento de la noche, el público lo entiende perfectamente. Tercera y última parte, Marco Flores de blanco, alegrías, Cádiz, su tierra, incluso para la fiesta no es Jerez quien cierra, sino de nuevo Cádiz, no saben cómo decir que han terminado, todavía se vienen los tres en pie hacia el público, todavía hacen bailar a Antonia, todavía entre un público puesto en pie, Marco Flores sigue bailando mientras vuelve a marcharse, está emocionado, y nosotros más. Cuidado con este hombre, si sigue así no va a tener a nadie con quien compararlo. No sólo por lo bien que baila con todo su cuerpo, sino sobre todo por la entrega total y absoluta a su arte. + info |  relacionados | Candido Querol