La Pegatina

LaPegatina
La Pegatina
Razzmatazz, Barcelona. 19 de octubre de 2012

Conciertazo de fin de gira de los chavales de La Pegatina. Y aunque eso de chavales pueda sonar peyorativo, para nada es así. Son jóvenes, saben lo que quieren, han trabajado y trabajan mucho para ello, y lo mejor de todo es que lo están consiguiendo. Llevan tiempo demostrando que tienen los pies en el suelo, aunque sea saltando todo el rato, y la cabeza sobre los hombros, pero sin parar de agitarla.
De entrada habían agotado las entradas (unas 2300) varios días antes de la fecha del concierto  y prepararon a conciencia su fiesta. Han sido dos años de su Adrenalina Tour, con unos doscientos conciertos que les han llevado desde Ecuador a China y paseándose por media Europa. Para esa despedida temporal (ya están maquinando nuevo disco y la celebración de sus diez años) quisieron hacer algo especial e invitaron a algunos de esos grandes amigos-músicos que se han ido encontrando y haciendo por el camino. Además tuvieron el detalle de prepararse una canción de cada uno de ellos, así cada colaborador hacía por lo menos dos temas. Dani Txarnego (el heredero catalán de Gato Pérez), los vascos de Esne Beltza, el cordobés Mario Díaz (ex Aslándticos), las guapas Sey Sisters, In*Digna, o Bongo Botrako, participaron y disfrutaron también de esas casi tres horas de concierto. Solo echamos de menos a La Canija de D’Callaos para la bonita Alosque. Y más que decir que canciones tocaron, casi deberíamos decir, cuales fueron las que no tocaron, porque con más de cincuenta temas, casi acabaron con todo su repertorio. Eso sí, estrenaron algunas nuevas como Llename de Veneno o Lloverá, que seguro que entrarán en su nuevo disco.
Para aquellos que conozcan como se las gastan La Pegatina en directo, poco que decirles, simplemente que fue uno de sus conciertos más enérgicos, dinámicos y divertidos de la gira, con mucho confeti y con esa técnica del non stop, donde lo dan todo. Ese día aún con más motivación si cabe, porque entre el público había quien se hizo muchos kilómetros para estar ahí. Un par de momentos memorables, cuando Rubén se propuso ir en volandas desde el escenario hasta la otra punta de la sala a por ¡una bolsa de patatas!, y ¡¡¡lo consiguió!!!. Y el otro cuando hizo su aparición la Tita Carmen, protagonista del video clip de Mari Carmen, que se marcó unos bailes en ese tema que cerró por todo lo alto este memorable concierto.
Felicidades a todos ellos, Adrià, Rubén (¡que contento estaba!), Ovidi, Ferran, Axel, Romain y Sergi y a su equipo, Tamu (¡¡¡the very best roadie!!!), Dani, Germán, Uri, Marc y a “los nuevos” Jorge y Pisha, y seguro que hay más que me olvido, pero todos saben que son necesarios para que la maquina funcione como lo hace. Música, sí, pero también autentica cultura del esfuerzo.  www.lapegatina.com | Relacionados | Miguel Amorós | Fotos: Hara Amorós