Kottarashky & The Rain Dogs

KottarashkyCD
Kottarashky & The Rain Dogs

“Demoni”, Asphalt Tango Records/ Karonte 2012

 Nikola Gruev, alias Kottarashky, abrió la puerta a terrenos poco explorados de la música balcánica y del este europeo con su primer álbum Opa Hey! (Asphalt Tango 2009). Aquel primer trabajo se estructuraba mediante grabaciones de campo y colaboraciones con otros artistas, que servían de cimiento a unas canciones que después el músico búlgaro terminaba de construir. Esta manera solitaria de trabajar traía consigo la dificultad de poner la propuesta en directo, para lo que Kottarashky optó por formar una banda al uso y no caer así en lo fácil, recurrente y económicamente más sostenible, que era ir en solitario haciendo sesiones de DJ. Para conformar esa formación que dio entidad a su proyecto, contó con su amigo, el multiinstrumentista Hristo Hadzhiganchev para buscar compañeros musicales que tuvieran las habilidades para transformar sus bocetos en verdaderas alternativas de directo, y la motivación e inquietud para intentar nuevos experimentos. De esta manera se creó The Rain Dogs, la banda que se ha sumado al nombre de Kottarashky en directo desde 2010, y que ahora forma parte de una propuesta que, de manera conjunta, ha dado un salto de calidad.

Demoni es un disco con una línea estructural mucho más sólida que Opa Hey! Se nota la experiencia de la formación tocando juntos durante dos años, lo que propicia que musicalmente nos encontremos ante un afianzamiento del proyecto, ya esquematizado en el primer disco, pero que ahora cobra entidad como algo diferente, a seguir y a tener en cuenta ya que la visión y el parámetro que le han dado a la música del este de Europa es totalmente original. Siguen latentes aquellas grabaciones de campo de música tradicional y popular que marcaron la propuesta musical del búlgaro, pero a ello se suma la fuerza y el poderío de un grupo. Grabado en directo en el estudio, con amplios espacios para la improvisación del clarinete y el desarrollo y el desahogo de los temas, Demoni suena orgánico y electrónico, moderno y tradicional e incluso Mediterráneo, Bósforo y Egeo, respetando la raíz fundiéndola con los nuevos cánones musicales.

Sin duda, un álbum que puede determinar un nuevo proceder en el tratamiento de la música tradicional con los nuevos sonidos del siglo XXI. Info | Relacionados | Bruno Freire León