Kasai AlIstars

KasaiAllStars
Kasai AlIstars

”Beware the Fetish”, Crammed Discs | Karonte 2014

Estamos ante el segundo disco de este colectivo de músicos de la región de Kasai en la Republica Democrática del Congo, aunque residentes en Kinshasa, y que se edita seis años después de su impactante debut. El título de su anterior disco debe estar entre los más largos de la historia de la música, y sino lean: In the 7th Moon, the Chief Turned Into a Swimming Fish and Ate the Head of His Enemy by Magic (algo así como: En la séptima luna, el Jefe se convirtió en un pez y se comió la cabeza de su enemigo por arte de magia).
También es el quinto de la serie Congotronics (discos dedicados a la electrificada música tradicional y urbana del Congo) y que ha tenido un gran impacto dentro del mundo del indie rock y la electrónica. La prueba de ello fue el disco Tradi-Mods vs Rockers donde 26 grupos occidentales (desde Animal Collective a Juana Molina) versionearon sus salvajes temas y que posteriormente se transformó en una gira conjunta de nombre Congotronics vs Rockers, que visitó grandes festivales de todo el mundo. De alguna manera este disco aprovecha el resultado de esta gira.
El núcleo de Kasai Allstars son quince músicos procedentes de cinco bandas diferentes y de cinco grupos étnicos distintos también. Estos grupos, que en el pasado estuvieron enfrentados, tiene cada uno su propia cultura, lenguaje y tradiciones musicales, que se pensaban incompatibles, hasta que los músicos las unieron e hicieron que trascendieran sus diferencias. Sus composiciones son festivas y también procedentes de rituales que se acompañan de danzas, a menudo eróticas y de trance. Sus letras pueden hablar desde brujería a temas sociales o tradicionales. En sus largas e hipnóticas composiciones destacan sus cantos, que a veces armonizan gritos que se mezclan para enfatizar la diversidad de cantantes, y las características combinaciones vocales de llamada-respuesta. Utilizan también instrumentos originales como sus tambores, xilófonos, guitarras eléctricas y sus likembes gigantes pasados por amplificados de radio de coche y utilizando bocinas en vez de altavoces. En este doble cd presentan un amplio abanico de estilos con la ayuda de numerosos invitados (hasta veinticuatro) y, como decíamos, en doce extensos e intensos temas. Ninguno de ellos baja de los cinco minutos y medio, la mayoría está entre siete y nueve, y dos de ellos sobrepasan los once. Todos muy vitales y enérgicos. Además están grabadas de tal manera que conservan la crudeza de estas casi grabaciones de campo, con la última tecnología y que ahonda en el binomio tradición-modernidad. ¡Ah! En el libreto que incluye el disco dan aclaratorias explicaciones de cada una de las canciones.
A pesar de la diversidad de temas que pueden ir de un primigenio e insistente soukous (He Who Make Bush Fires For Others), a los intricados poliritmos (Yangye, The Evil Leopard), en todos la voz está siempre en un primer plano, las percusiones son constantes e insistentes, las guitarras repiten riffs implacables y los likembes rellena la escena con esos sonidos distorsionados. Otro claro ejemplo de esto es Thus Spoke The Ancestors con una larga intro de solo voces para después entrar con crudas percusiones y likembes. O este otro, que también debe competir con el récord Guinness de título más largo, As They Walked Into the Forest on a Sunday, They Encountered Apes Dressed as Humans (Mientras ellos caminaban por el bosque en un domingo, encontraron monos vestidos como humanos).
En definitiva un disco para dejarse llevar, que si lo escuchas del tirón (más de 100min), te puede girar completamente la cabeza. Seguro que los avispados agentes del Sonar ya los tienen en cuenta. +Info | Relacionados | Miguel Amorós.