Joel Moreno Codinachs Quintet

Songs for Midnight Dancers. UnderPool 2017

Joel Moreno Codinachs es un guitarrista de Barcelona, su primer trabajo Emergexit lo gravó estando en Estados Unidos, con músicos de allí, y fue editado por Errabal, en 2010. Ahora acompañado por un quinteto de nombres conocidos en la escena catalana nos trae este Songs For Midnight Dancers, UnderPool, 2017 y como él mismo advierte en el texto que acompaña el disco, si hay una palabra que unifique estas once composiciones, sin duda alguna es groove. Y coincidirás, amigo lector,  que el groove es indispensable para danzar a medianoche y yo diría que en cualquier momento del día. Más de una hora de música original de Codinachs que intentaré desgranar tema a tema. Empieza el disco con The slope, el saxo de Jordi Santanach marcando un compás que ayuda al oyente a encontrarse cómodo en una música que bebe del blues, pronto aparece la guitarra, con un fraseo muy claro que permite disfrutar de una música que enseguida te hace llevar el compás, el trío detrás va trabajando para ello. Paso al piano de Alejandro Di Costanzo que juega con el tempo, poco a poco ya se han presentado los músicos, y el tema se ha instalado en tu cabeza. Sigue Out to eat, el groove manifestándose desde el principio, vacilón, limpio, suena a los grandes quintetos del bop. Maenad’s Dance, cambio de registro, más cercano a los primeros tiempos de Metheny aunque después vuelve a revolverse e indagar en el free, un tema muy interesante de varias escuchas cada vez más interesantes. I Heard your beat, otro cambio, empieza la guitarra sola jugando a dos voces (muy guapo) se añade el grupo y se van a escuchar a Shorter, y al igual que el de August saben crear una composición como el que elabora un guiso, con las cantidades exactas de cada ingrediente, sin que sobre ni falte ningún sabor. Mención especial al piano de Di Costanzo. 15/9 6PM es el siguiente tema, ahora es la batería de Santi Colomer la que quiere conducir el tema, desarrollando toda una línea que hará circular el tren por dónde diga su tempo, por supuesto, en los casi siete minutos del tema, habrá tiempo para que la guitarra de Moreno Codinach vuelva a asumir el liderazgo y nos acerque a la belleza de una balada preciosa que invita a bailar juntitos, pero incluso entonces Colomer sigue mandando y mucho. Old place, cuidado chavales llega el blues, pero no el viejo blues del Delta, no, este blues está a punto de convertirse en los bailes descarados de algunos jóvenes blancos que alucinan con esta música del demonio. La guitarra de Codinach no sé si ha cambiado de modelo, pero lo parece, la segunda parte del tema se lleva el gato al agua el contrabajo de Oriol Roca. Lament, la tristeza del contrabajo sirve para introducción, genial Roca, casi puedo imaginarlo gimiendo cada nota. El piano de Di Costanzo (argentino afincado en nuestra tierra y músico dividido entre el jazz y el tango, aconsejable escucharlo con el quinteto de Mercadante) sirve de puente para que aparezca el resto del grupo y el saxo de Santanach lleve la composición hacía puertos insospechados. La Crema, volvemos al bop, volvemos a imprimir velocidad desde el quinteto, todos juntos demostrando como tira un carro con cinco caballos al mismo trote, sin sobresaltos, con un galope seguro. We danced at midnight, ahora la guitarra de Codinachs nos propone danzar en otras épocas musicales, en otros salones añejos, las parejas bailan sin prisa, deslizándose con elegancia, y su guitarra, con esa limpieza de sonido que le caracteriza ayuda a que nadie pierda el compás. Power source, el trio marca un tempo de riesgo, sin concesiones, si quieres bailar tendrás que hacerlo sólo, con tus propios recuerdos, o con tus propios fantasmas. Y no te acomplejes por dejarte llevar en este huracán. Nadie dijo que no pueda bailarse, aunque no es fácil puede ser el baile más divertido. Y cierran con Blanc, de nuevo jugando con la guitarra y su eco o efectos, la sección rítmica entrando maravillosamente y el saxo (de nuevo me trae recuerdos de Shorter) reforzando los efectos, un tema sin prisa, qué más da que estemos al final, ¿alguien nos impide volver a comenzar y seguir bailando toda la noche? + info | relacionados