João Afonso

Joao Afonso Sangue Bom ok
Jo
ão Afonso
“Sangue Bom”. Universal, 2014

Aunque este disco se editó en 2014, aprovechando una nueva visita del mozambiqueño a nuestras tierras, no queríamos dejar de reseñar este recomendable trabajo. Además recientemente se ha reeditado añadiéndole cuatro temas más a los catorce iniciales.
Pero antes de hablar del disco no estarían de más unos apuntes biográficos.
João Afonso está considerado como uno de los principales cantautores portugueses de la actualidad y es sobrino del gran Zeca Afonso. Nació en Mozambique en 1965, pero se trasladó a Portugal en 1978. Su interesante discografía se inició con el proyecto Maio Maio Maduro (1994), en colaboración con José Mário Branco y Amélia Muge. Más tarde llegó el imprescindible Missangas (1997), su primer álbum en solitario. Le siguió Barco Voador (1999), Zanzibar (2002) y Outra Vida (2006), este último, ya con la dirección musical y arreglos de João Lucas. De la unión del cantante y el pianista, surge Un Redondo Vocábulo (2009), un trabajo más intimista, abordando la obra poética y musical de su tío Zeca Afonso. También ha colaborado con destacados artistas del panorama nacional e internacional, como Julio Pereira, Luis Pastor, Uxía, Mestisay, Filipa Pais, Pedro Guerra, Pablo Milanés o Quinta do Bill, entre otros.
En 2014 publica este trabajo, Sangue Bom (Buena Sangre) producido por Vitor Milhanas con música de João Afonso y poemas inéditos de los escritores Mia Couto de
Mozambique y José Eduardo Agualusa de Angola. Disco con muchas colaboraciones, entre otros Stewart Sukuma y Costa Neto también de Mozambique, Aline Frazão y Mario Rui de Angola, Quine Teles, António Pinto, Miguel Fevereiro, João Lucas de Portugal, Fred Martins de Brasil, Kepa Junkera del País Vasco y Anxo Pintos de Galicia.
Como hemos apuntado se trata de un disco en el que João pone voz a las narrativas poéticas de Couto y Agualusa. Un trabajo donde las palabras y la música se funden en canciones de amistad, de fraternidad y de amor. Este cruce cultural entre Portugal, Angola y Mozambique, crea un nuevo territorio imaginario y onírico que se traduce en las diversas colaboraciones entre autores y músicos. João comenta sobre ellos que: “son dos escritores con gran riqueza de vocabulario, y poseen una prosa y poética maravillosas y de gran musicalidad. Por eso ha sido muy fácil musicarlos. Son, sin duda, dos grandes embajadores de la literatura escrita en portugués que, con sus histórias, nos ayudan a conocer mejor Mozambique, Angola y a nosotros mismos”.
Las canciones en general reposan en ritmos que no niegan sus raices africanas, pero con aditivos de otras latitudes-longitudes como
Portugal, Brasil, el País Vasco o Galicia. Instrumentaciones ricas en cuerdas, tanto violines como guitarras y cavaquinhos, también sintetizadores suaves y teclados, rítmicas percusiones y por encima de todo la dulce voz de João.
M
uchas canciones para destacar, la que titula el disco por ejemplo, Sangue Bom, un delicado reggae con un incitante acordeón balanceando la canción. Verde Para Crer una preciosa composición para dejarse llevar con unas envolventes guitarras y percusiones. También la alegre A Paixão só Atrapalha con Sukuma haciéndole de contrapunto en la voz y con su hermano António acompañándole también en las voces. Canção Pitanga que pasa de los arreglos de un clásico cuarteto de cuerdas (en este caso un trío) a una fanfarria de calle de manera espectacular. Canção De Despedida con una base rítmica de soukous llevada por las guitarras y donde brilla la voz de Aline Frazão. La colorista y sugerente Um Dia Irei con el acompañamiento de Kepa a la triki y txalaparta. Estas dos últimas contrastan con la emotiva Canção De Goa apoyada en el piano, o Silvestre, absolutamente deliciosa.
Viendo el folleto del disco donde encontramos los textos de las canciones, entendemos perfectamente que esté dominado por fotografías de una playa, porque animan a escucharlo en ese paisaje. De hecho João se lamenta diciéndole a Couto y Agualusasólo siento que no hemos estado trabajando juntos justo en el borde del mar, los tres, porque merecía mucho la pena”. Disfrutando del disco, lo entendemos perfectamente.
+Info | Relacionados | Miguel Amorós.