Houston Summer Party

WildBelle
Houston Summer Party

La [2], Barcelona. 12 de julio de 2013

No se puede empezar esta reseña de otra manera que felicitando a Houston Party por su quince aniversario y por celebrarlo de esta manera. Podrían haber ido a lo seguro y montar un concierto con artistas consolidados pero su propuesta fue mucho mejor y decidieron traer a tres bandas prometedoras y que actuaban en la ciudad por primera vez. Abrieron la noche los jovencísimos Scott & Charlene’s Wedding con su rock noventero perfecto para amantes de Dinosaur Jr. Saben ganarse al público con toda es energía e ilusión que ponen encima del escenario. Mucho más difícil es definir la propuesta musical de Sinkane. Éste es el nombre artístico de Ahmed Gallab aunque muchos le conocerán por ser el batería de Caribou o Of Montreal, entre otras bandas. En este caso, Sinkane canta y se encarga de los teclados; todo ello arropado por una magnífica banda que le sigue (musicalmente) por todos los caminos que él quiera tomar. Su música es una mezcla de funk, música electrónica, afrobeat y dub. En directo eso se traduce en un ir y venir de ritmos bailongos que fluyen de manera increíble. Si hay que ponerles alguna pega sería el abuso del vocoder por parte del guitarrista: es un recurso ya tan utilizado que no hace más que restar personalidad a la banda. El último turno se reservó a los más esperados de la noche: Wild Belle. El concierto que tenían que haber ofrecido la noche anterior en Madrid se canceló por motivos ajenos a la banda con lo que las expectativas por ver qué pasaba eran aún mayores. Su propuesta suena original y arriesgada: mezclan música jamaicana con jazz y electrónica. El resultado no es en absoluto apto para puristas de ninguno de estos géneros. Yo, por mi parte, agradezco que alguien se atreva a usar la música jamaicana, hacer algo nueva con ella y sacarla del gueto donde parece se ha quedado estancada en toda Europa. El peso del directo recae en el tándem que forman los hermanos Bergman, especialmente en Natalie, su vocalista. Tiene un timbre de voz precioso pero resulta algo gritona cuando se fuerza un poco. Como banda, se notan las horas de ensayo y todo parece estar calculado al milímetro aunque en un concierto siempre se agradece encontrarse con algo un poco más espontáneo. Esperaremos su vuelta para verlos algo más relajados. + Info Isabel Val