Graveola

GraveolaCD
Graveola

“Eu preciso de um liquidificador” Mais un discos,2013

Desde la ciudad brasileña de Belo Horizonte llega Eu preciso de un liquidificador, un disco con un sonido fresco, liviano, original y elegante. Graveola, artífices de esta pieza de mil matices y totalmente revitalizante, se confirman como uno de los grupos más vibrantes del gigante del Sur, y destacar en un país que respira música por todos sus poros es en sí mismo un logro al alcance de pocos.

La banda, compuesta por seis jóvenes músicos, transita en su segundo disco a través de muchas sonoridades que se amalgaman perfectamente, consiguiendo una unidad musical que respira por sí misma. Eu preciso de un liquidificador (cuya traducción es Necesito una licuadora) exprime en su haber funk, latin, jazz, samba, bossa nova, rock, blues… Pero su textura musical es de una solidez tal que esta cantidad de ritmos no descontrolan ni por asomo el claro mensaje de Graveola: la música es universal en uno de los países que han hecho de la universalidad su bandera.

Con canciones que invitan a vivir en un eterno verano, como el funk atrevido de Babulina’s trip, o la dulzura del cavaquinho en Desdenha, Graveola suda vanguardia sin olvidar las raíces de la música popular brasilera y con claros guiños a aquel gran movimiento que a principios de los setenta inundó el mundo de color, es decir, el Tropicalismo.

A nivel vocal, el peso recae en el guitarrista José Luis Braga, y Juliana Perdigao, quien también se ocupa de la flauta y el clarinete. Sus voces acompasan unas letras inteligentes y meditadas, que invitan a reescuchar las canciones sin aburrir. Mención merece también el excelente trabajo de Yuri Vellasco a la batería y de Bruno de Oliveira al bajo.

Graveola aúna en su música lo mejor de Brasil: su belleza, su calidez, su sencillez. Deseamos larga vida a esta banda, y que su sonido se exporte rápido por todas partes. + Info | Silvia Rodríguez