Festival Tempo Latino 2009

tempolatino.jpg

Tempo Latino 2009
Vic-Fezensac / Francia
Del 23, 26 de julio de 2009

De nuevo el Festival Tempo Latino vuelve a dejar bien claro que la suya es de las mejores propuestas latinas del planeta. No nos sorprende que músicos llegados de muchos rincones del mundo, acostumbrados a eventos de renombre, caigan en ese coupe de foudre que inevitablemente uno tiene con el encuentro francés y deseen no abandonar nunca el pueblo de Vic-Fezensac, que año tras año se vuelca en cuerpo y alma en la realización de un festival del que todos deberíamos tomar nota. Cuatro días de música latina y mestiza, cuatro días de ritmo imparable, de buen hacer y de cientos de voluntarios que lo dan todo bajo la tutela atenta de Eric Duffau, su creador y director desde hace dieciséis ediciones. Enclavado en la escenario que sirvió de campo de acción a los ilustres Tres Mosqueteros, Vic-Fezensac, una vez más ha apostado por una programación abierta en la que ha habido sitio para Cuba, Colombia, Barcelona, Angola, el Congo, pero también para el Reino Unido y Suecia. Todo con el denominador común de “la cosa latina” con buen criterio. En estos días han pasado por el gran marco de Les Arénes (plaza de toros y centro neurálgico del evento): Kumar de Cuba/Barcelona; el trompetista de Irakere, Alexander Abreu; el jazz afro-cubano del inglés Snowboy o la tremenda banda de Jesús Alemany, Cubanismo. Y el remate final: un fin de semana brillante en el que destacó de lejos, el concierto de Ricardo Lemvo y su Makina Loca que nos dejó boquiabiertos con su swing cubano-congoleño la noche del sábado tras la actuación del gran sonero Mazacote, Maria Ochoa y La Sonora Cubana. Pero, sin lugar a dudas, el fuerte de Tempo Latino’09 lo marcó la banda colombiana más potente de hoy, La 33, que tras una considerablemente sosa participación de los suecos Calle Real, deslumbró a quien aún no había tenido el placer de disfrutar de esta joven y talentosa formación. Más allá del contagioso Mambo de la Pantera, este carismático grupo que en solo dos años ha demostrado que la salsa puede conmover en el siglo XXI, se metió en el bolsillo a una plaza llena hasta los topes que no le dejó abandonar el escenario exigiéndole hasta cuatro bises. Otra vez, este año, Tempo Latino ha vuelto a ser de La 33. Hasta el año que viene Vic-Fezensac!// MariaJo López Vilalta La Morocha