Etana

etana.jpg Etana
"The strong one"
VP Records / Galileo MC, 2008

La voz de esta jamaicana nacida en Miami vuela libre sin ataduras. Así lo apostilla personalmente en una entrevista cuando se intentan dilucidar las cualidades de su talento. Etana declara su amor tanto por popes como Bob Marley como por nuevos valores como Sizzla. Es poseedora de una voz rotunda donde la impostación soul de su garganta brilla como el oro. Sin embargo The Strong One no es un disco totalmente reggae. Así lo demuestran los primeros cortes donde la producción de Dean Fraser y Steven Stanley apunta irremisiblemente al pop. Los arreglos de Don´t Forget remiten a los del último y descafeinado Jimmy Cliff, mientras que en Roots las percusiones juguetonas despuntan en una canción muy en la línea de M-People. Es en Jah Chariot donde asoma la vena isleña y totalmente reggae. En esta pieza, la mejor del disco de largo, asoman unos coros muy en la línea de la mítica Forward Jah Jah children, la histórica pieza firmada por Inner Circle.  I´m not afraid, otra de las joyas del cofre, tira de dancehall pegadizo y arroja las mejores piruetas vocales de la diva con una melodía de lo más sentimental y pegadiza. El disco escora un poco hacia el r&b de cadencia reggae en Nothing but love y se arrima algo a las sonoridades dance de Clatariva system con unos arreglos disco pensados para la pista de baile. Pero vuelve a capturar momentos bastante dignos en la pieza firmada por el tándem Alborosie y Alex Soresini que es Blessing, un número de lovers rock con las sensuales armonías vocales de Nicky Burt. En Warrior love flirtea con los ritmos callejeros del hip-hop pasados por el rasero del r&b, y en Closer, de los números más lentos, se acerca algo a los preceptos del love zouk antillano. Mientras que las acústicas Overcome y Wrong Number se antojan como los temas más pop de esta colección. Etana destaca por su profundidad vocal en una producción almibarada y con muchos altibajos dirigida por la batuta de muchos productores, entre ellos Kemar Flava McGregor (Richie Spice, Morgan Heritage), Joel Chin (Elephant Man, Wayne Wonder, Sizzla) o Robert Livingston (Shaggy). Y recuerda mucho a aquellos discos de línea comercial que tanto Marcia Griffiths como Rita Marley rubricaron cinco lustros atrás. Quién busque reggae en estos surcos, en el sentido estricto que conlleva el término, tiene que arañar mucho, ya que The strong one destila un perfume bastante mainstream, y parece más orientado a la radiofórmula que a enganchar a cualquier aficionado de las auténticas esencias jamaicanas. Myspace, Galileo Mc // Miguel Ángel Sánchez Gárate