Ensemble Sarband

satie-pic
Ensemble Sarband.
“Satie en Orient”
Dou Tak, 2000

No es fácil definir un grupo de músicos como la Ensemble Sarband, excepto la corneta de Ian Harrison todos los otros instrumentos son percusiones  o cuerdas (violas, guitarras, laúdes o oudes) según de que parte del mediterráneo provengan. Ahmet Kadri Rizeli, Ishan Mehmet Özer, y Mehmet Cemal Yesilçay son los músicos. Las voces, como no, también de ambos lados, el canto egipcio del gran Fadia El-Hage el acompañamiento de la corneta y la voz de Ian Harrisson o la voz dulce y gótica de Miriam Andersén. Si además el encargado de la direcciónsatie musical es el búlgaro Vladimir Ivanoff, tenemos representada a media humanidad. La excusa para reunir a este grupo tan heterogéneo ha sido demostrar que la música del compositor francés, se puede acercar sin problemas a las armonías que denominamos orientales. Cualquier asiduo de esta publicación que conozca la canción de La flor de Estambul de nuestro apreciado Javier Ruibal, sabe de que estoy hablando. Sin duda alguna, las Gymnopédies (danzas de la antigua Esparta) y las Gnossiennes (cargadas de ornamentos orientales) son las composiciones más conocidas de Erik Satie, ambas tienen su espacio en este trabajo y son tratadas desde musicalidades que no se alejan apenas del original. En temas como Elègie o Les Anges la voz de Andersén parece que se adueña del tema,  en cambio en Prelude D’Eginhard o en los Air de l’Ordre, du Grand Priex y Du Grand Maître aparece el Satie más instrumental y mas cercano a conceptos medievales, para un servidor la parte menos interesante. La Danse Gothique y La Chanson médiévale siguen por los mismos derroteros. En Uspud Ballet chrètien y sobre todo en Hymne pour le “Salut Drapeau” las percusiones turcas y la voz de Miriam vuelven a hacerme interesar por un trabajo que aun que merece mis respetos, no acaba de convencerme, quizás si eres un experto en la música de Satie puedas apreciar variaciones que la hagan mas interesante, pero si lo que quieres es iniciarte en su obra, nunca te recomendaría este disco. wwwsarband.de relacionados // Candido Querol