El sueño de Meteor Slim

de-comic---el-sueo-de-meteor-slim.jpg El sueño de Meteor Slim
Frantz Duchazeau
Ponent Mon, 2009
160 páginas / blanco y negro
ISBN: 978-84-92444-46-5

Los aficionados al cómic y al blues pueden estar de enhorabuena. Y es que la publicación de El sueño de Meteor Slim (Ponent Mon, 2009) confirma que su autor, el dibujante y guionista francés Frantz Duchazeau, se topó con el diablo en un cruce de caminos y a cambio de su alma éste le concedió crear una de las mejores novelas gráficas sobre blues que jamás se hayan llevado a cabo.

No se conocen las circunstancias concretas en las que el blues y las viñetas se encamaron – ¿quizá en una cabaña de suelo de tierra, pequeña y oscura, que olía a humedad, sexo rancio y excrementos? – pero el resultado es simplemente sobrecogedor. Pura excelencia. Es más, el francés puede en presumir de que su segunda obra en solitario ya ha sido puesta al mismo nivel de la mítica colección de cromos Heroes of the Blues o de las nostálgicas biografías de bluesmen (La maldición vudú de Jelly Roll Morton, Charley Patton), todo ello de Robert Crumb.

Frantz Duchazeau (Angoulême, 1971) es un autor prácticamente desconocido en nuestro país. En España se le conoce principalmentede-comic---el-sueo-de-meteor-slim---2.jpg

como el dibujante de Los cinco narradores de Bagdad (Faktoria K, 2008), una obra brillante que, pergeñada junto al guionista Fabien Vehlmann, le mostraba afín a dibujantes de la nouvelle BD como Blain o Sfar. Pero este dato sirve para confundir. El alejamiento estilístico entre las obras de Duchazeau parece más propio de varios dibujantes diferentes que de un mismo autor.

En El sueño de Meteor Slim, los trazos gruesos, enérgicos, sucios del pincel de Duchazeau, en ocasiones apenas esbozados, como si de manchas de tinta llenas de vida y expresividad se tratara, transmiten la espiritualidad rota del blues de una forma tan vívida que el lector se sumerge de inmediato en la atmósfera de esa América profunda del delta del Mississippi durante los años de La Gran Depresión. Las ciudades rurales y las desoladas carreteras del Sur que recorren los bluesmen, recreadas de forma magnífica, son el escenario de ‘la verdadera falsa historia’ de Edward Ray Cochran un hombre que lo abandona todo – a su mujer embarazada, su casa y su trabajo – para perseguir el sueño de convertirse en un bluesman. Guitarra en mano se lanza a la carretera. En ella se encuentra con Robert Johnson, la leyenda del blues, quien después de aconsejarle y de ofrecerle la oportunidad de acompañarle en directo le ayudará a convertirse en ‘Meteor Slim’.

Una obra tan musical no podía dejar pasar la oportunidad de proponer, ya desde unas viñetas iniciales en la que se muestra al protagonista cantando «Shave ‘Em Dry» deLucille Bogan, una banda sonora con lo más excelso del blues del Delta. Así a lo largo de sus escasas 160 páginas van apareciendo con mayor o menor presencia bluesmen como Robert Johnson, Son House, Charley Patton, Bessie Jackson y van ‘sonando’ temas como «Hell Hound On My Tail», «Kind Hearted Woman Blues», «Traveling Riverside Blues», «They’re Red Hot», «32-20 Blues», «Little Queen Of Spades» de Robert Johnson; «Devil Got Woman», de‘Skip’ James; o «I Feel So Good», de J.B. Lenoir. El diablo supo bien lo que hacía.www.ponentmon.com www.ratondecomicteca.blogspot.com // Yayo Álvarez