Divinas

4DJazz. X Edició. Palafolls 2 de junio de 2017

El festival de Palafolls especializado en voces femeninas de jazz, arrancó el dos de junio con una propuesta muy original. Divinas. Tres cantantes que centran su espectáculo en la música norteamericana de la primera mitad del siglo XX, aquellas canciones de amor que ofrecían no sólo música sino también espectáculo para que la gente pudiese bailar ese swing incendiario y contagioso. Los tiempos han cambiado y es difícil arrancar a un público para que baile, pero aun así fue una noche en que el público estuvo muy cercano a la propuesta (los aplausos continuaos así lo demuestran) y disfrutó de un espectáculo que va más allá de una revisión de grandes éxitos. Las hermanas Mora, Marta (contra alto) y Carla (soprano) y la mezzo Irene Ruíz son tres mujeres que se mueven con igual soltura en el teatro que en la música, lo que les permite ofrecer un espectáculo dónde la puesta en escena es fundamental. Mientras repasan más de veinte temas van creando una relación con el público que les permite ir creciendo en intensidad. Empieza la noche con un instrumental de los músicos acompañantes, Federico Mazzanti al piano y Cesc Miralta al saxo tenor y soprano. En seguida entra el trio femenino con sus vestidos rojos intensos y unos movimientos que dejan claro que el Choo Choo Boogie de Louis Jordan con el que asaltan el teatro de Palfolls da una pista clara de por dónde van a ir los tiros. Some Of These Days y como no Shoo Shoo Baby de sus admiradas Andrew Sisters así lo confirman. Al igual que  las hermanas Andrew alternan las dos morenas con la rubia en el centro y las Divinas se mueven con la misma gracia y juntan sus voces con la maestría que da el llevar muchos años juntas. Revisan a Nat King Cole, y se queda sola Irene Ruíz para lidiar con el viejo blues de Ella Fitzgerald Blues in the night, y pudo asegurar que tiene una bonita voz para el blues, Ahora es Carla Mora la que se queda para defender Come on over y deja mucho espacio para el tenor de Miralta que sabe trabajar a dúo con la soprano. Dejan solos a los músicos y ¡cómo no! revisan a Ellington, Take the train buen momento para lucirse Mazzanti (por fin tenemos piano de cola en Palafolls, todo un futuro prometedor para el festival) Ahora son las chicas las que se quedan solas y a capella nos muestran su Enchante dedicado al cabaret berlinés que estuvo en Paris en 1940. Vuelven a recordar a las Andrew ahora con un Boogie militar. El público estaba encantado con el espectáculo ya que no decaía en ningún momento, los continuos cambios de cantante y la manera en que viven los temas oxigenan continuamente el show. Hacen un tema de su espectáculo Xocolat quedándose las tres enfrente de un solo micro (para mí de lo mejor de la noche) Vuelve  a quedarse sola Irene Ruíz y en esta ocasión me recuerda mucho a Madeleine Peyroux de nuevo solo los músicos y de nuevo versionan al Duke con su Satin Doll, todavía hubo tiempo para Shout Sister y cuándo quisieron terminar y viendo que el público iba a pedir más, tuvieron las suficientes tablas para ahorrarse las entradas y salidas, directamente nos dedicaron un par de versiones más y cerraron una gran noche que presagia un gran festival. + info | relacionados   Fotos: Federico Francesch.