Diego Rubichi | Disco Libro

Diego-Rubichi-pic
 José Luis Gálvez Cabrera

“Algibe Jondo” El Flamenco Vive, 2011

En el mundo flamenco hay dos tipos de cantaores: los de escuela, YouTube y iPhone en mano y los de taberna, silla de mimbre y copa de vino fino. Éste segundo caso es el del cantaor que nos ocupa.   

 

 

Diego de los Santos Bermúdez “Diego Rubichi” (1949- 2007 Jerez de la Frontera); pertenece a una de las genealogías flamencas con más enjundia de los clanes gitanos ubicados en el flamenquismo barrio de La Plazuela de Jerez, la de los “Rubichi” y los “Agujeta”. 

Diego Rubichi, hijo de Domingo Rubichi, extraordinario cantaor que no se dedicó de manera profesionalmente al cante pero que dejó una larga estela en todos los flamencos de la época, está emparentado directamente con los Agujeta por parte paterna (su tío era Agujeta El Viejo y por lo tanto Agujetas es su primo hermano). Diego es el caso de cantaores que vivó el flamenco de forma espontánea en el si de una familia gitana, humilde y Plazuelera, de los que llevan el cante impregnado en el ADN, como manera natural de relación con sus familiares, amigos y vecinos. El cante como forma de vivir y entender la vida. La profesión es la necesidad de sacar a una familia adelante. 

Recordemos a los aficionados los grandes artistas que han nacido en éste bendito barrio de La Plazuela, que junto al de Santiago, conforma la singular patria del Cante Jerezano. Gente como Manuel Torre, La Paquera y el clan de los Méndez, Lola Flores, los Agujeta, los Moneo, entre muchísimos otros nacieron y se criaron en él y a parte, conformaron una particular forma de decir el cante, el toque y el baile respectivamente. 

Diego-Rubichi-libroDiego Rubichi, de la misma quinta que Camarón de la Isla, empezó a cantar a muy temprana edad, cantando para los señoritos en las ventas y las tabernas. Ya más maduro fue requerido por Peñas, Festivales y teatros de todo el mundo. Paseó y compartió cartel con los más grandes de su época y fue conociente de recoger el guante y la herencia que otros le dejaron: Tío Gregorio el Borrico, Manuel Torre, Sordera de Jerez, Terremoto, Agujeta el Viejo, Juanito Mojama y un largo etcétera de primeras espadas, espinas dorsales del actual cante Jerezano. 

Tímido, modesto, sensato, poco hablador, sencillo y buena persona son los adjetivos que más coinciden sus allegados en definirlo. Diego era es tipo de personas que nunca levantan más la voz de la cuenta y que ni tan siquiera se hacen notar por no molestar a nadie. Dicen que hablaba cantando. Se expresaba mejor cuando se templaba y acariciaba el cante, con esa voz profunda, afillá y ronca. Le gustaba el cante “cortito”, clásico, ese que se dice en pocas palabras. No era amante de las largas coplas ni de los cuplés, ni las canciones. Lo suyo era el cante gitano y los cantes de su Jerez por bandera: Soleá, Seguiriya, Soleá por Bulerías (o como dicen en Jerez Bulería al golpe o Bulería pá escuchá), Bulerías, Taranto, Martinete y Toná. Dicen que sabía muchos más cantes de los que hacía en directo. Sus hijos y allegados le animaron para que cada vez más improvisara en los recitales y diese al público las cosas que solo cantaba en familia. Así también interpretó Malagueñas, Cantiñas, Tangos…. 

Este libro/ CD perfectamente editado, recoge la biografía, la discografía, los recortes de prensa, las curiosidades familiares contadas por vecinos y amigos y entrevistas al cantaor, escrito de manera impecable por un flamenco cabal, el madrileño José Luis Gálvez Cabrera, amigo del fallecido cantaor y colaborador entre muchas otras cosas del portal flamenco Triste y Azul . También encontramos un CD que es el recital de Diego en la Sala Juglar de Madrid, el día 25 de Mayo de 2004; en el que podréis oír como cantó de maravilla y ofreció un ratito de su Jerez a los allí presentes. 

También resaltar la inconmensurable labor y dedicación de toda la gente de El Flamenco Vive, editores de éste libro/ CD, fórmula que repiten por quinta vez con títulos ya publicados como Luis de La Pica el duende taciturno o Diego del Gastor el eco de unos toques. Como aficionado, agradecerles des de aquí la valentía en producir  trabajos cómo éste, de tan poco calado comercial, pero tan necesarios en la preservación y difusión de éstos grandes artistas flamencos. www.elflamencovive.es | Ivan Bertran

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Diego Rubichi | Disco Libro