Dhafer Youssef

Dhafer-Youssef
Dhafer Youssef
Barcelona, Teatre Coliseum, 18 de abril de 2015

Excelente respuesta del público barcelonés ante la visita del tunecino Dhafer Youssef, quien llegó a la ciudad con cierto retraso, pues el disco que presentó, Birds Requiem (Okeh Records / Sony Music), data del año 2013. Lo bueno se hace esperar, dicen. Y la espera, ciertamente, mereció la pena. Curioso este ciclo de música de medianoche, Round About Midnight, en el que la platea del teatro huele a palomitas durante un buen rato, las habituales filas de butacas han sido sustituidas por unas mesas que recuerdan la disposición de un club y el público puede disfrutar, cómodamente, del concierto. En este caso, cabe añadir, de un gran concierto. Youssef (ûd, voz) se presentó en formato de cuarteto, acompañado por sus escuderos Kristjan Randalu (piano), Phil Donkin (contrabajo) y Ferenc Nemeth (batería). Con ellos repasó, prácticamente al completo, los temas de ese nuevo disco que ya no es tan nuevo, pero que volvió a sonar de maravilla. Tras la invocación inicial junto al piano, en la que el tunecino mostró, ya de primeras, los juegos vocales que le caracterizan, el concierto se convirtió en un torrente de notas y melodías que no frenó hasta pasados cuarenta y cinco minutos, cuando Youssef hizo una pausa, saludó al público y presentó a sus compañeros. Tras este breve descanso, regresamos a un compacto intercambio de golpes, a veces contudentes, en ocasiones más íntimos, en el que el dominio técnico de los cuatro músicos, siempre al servicio del grupo, no ocultó nunca el fondo de cada canción. Como ejemplo, puede servir el exquisito solo de contrabajo que se trabajó Donkin (impecable e impactante su aportación desde las cuatro cuerdas) en el bis: perfectamente elaborado en todo su desarrollo y sólido como una roca de granito. Sin excesos de virtuosismo ni efectos artificiales, con una evidente sincronía personal entre artistas y una perfecta relación emocional con el público, disfrutamos de Blending Souls & Shades (to Shiraz), de la suite The Wine Ode, de 39th Gülay (To Istanbul), de Odd Poetry… Música que permite escapar de la rutina habitual (cada quien que decida de la que quiere o necesita hacerlo), que te conecta con sensaciones perdidas, que te arrulla o te sacude según el momento… Como el propio Youssef dijo en un momento de la noche, “Great noise!!!”. // www.dhaferyoussef.com | Relacionados | Jordi Urpi