Curro Piñana

CurroPinana
Curro Piñana
SFB El Dorado.29 de mayo de 2014

Sabíamos que Curro Piñana, nieto de Antonio Piñana, primer ganador de la Lámpara Minera en el Certamen de la Unión nos iba a impresionar con los cantes de su tierra que pocas veces podemos disfrutar en directo. Pero lo que no esperábamos es que en su primer concierto con Juan Ramón Caro la pareja se fusionase tan perfectamente. La casualidad parece que les reunió en Cartagena (donde Caro hacía la mili) y los hermanara desde hace 20 años, pero curiosamente era su primer concierto oficial. Fue una de esas tardes en que todos sabemos que estamos a gusto, el cantaor, el guitarrista, el público. Caro, como siempre estuvo extraordinario, hubo momentos en que me recordaba a mi admirado Moraito, esa manera de acompañar desde el respeto, esa fluidez para lucirse antes de entrar el cantaor, esos cambios de potencia adelantándose medio segundo a la idea del que canta, en fin, Piñana reconocía que estaba muy a gusto con el toque de Caro, y todos reíamos corroborando lo evidente. Piñana es un gran conocedor de los cantes, por algo es director del Aula Flamenca de la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Pero además disfruta cantando y explicando la procedencia de cada estrofa, un lujo. Empezó por Cantes de Minas, Murciana, Minera, Cartagenera. Explicó unos tangos de Chano Lobato y aprovechó para explicar la anécdota del Cid Campeador, según Chano. Una enorme Solea, para que no hubiese dudas de la jondura. Malagueñas rematadas por fandangos, Caro conduce aun que no quiera que se note, en unos magistrales acordes fandangueros. Unas alegrías que le permiten improvisar sabiendo que Caro estará atento a cualquier guiño. La enorme seguiriya, mágica la entrada de Caro, con la belleza de la sencillez y la profundidad del arte. Volvió a los cantes de Levante, para hablarnos de su abuelo y de Rojo El Alpargatero. Y cerró con bulerías, otro momento personal de recuerdo para Moraito, aun que Caro sea de Barcelona, tiene un gracejo particular con las bulerías que parece que se haya criado en el Barrio de Santiago. Ante un público puesto en pie y aun que ya era tarde, salieron a cerrar a pelo y por fandangos.  Increíble esta pareja. Que vuelvan pronto. + info | relacionados | Candido Querol