CONCIERTO Y MASTER CLASS DE BOB BROZMAN

brozman.jpg

BOB BROZMAN el guitarrista estadounidense, uno de los actuales maestros del slide guitar, visita Barcelona este 30 y 31 de agosto. Y lo hace, como no podía ser de otra forma en este personaje, con una gran actividad.

De entrada, realizará dos clases magistrales (domingo, 30, y lunes, 31 de agosto, de 18h a 21h) que los amantes de las seis cuerdas no deberían perderse. Los temas a tratar serán, por un lado, los principios y las técnicas básicas para entender cómo funciona el blues, incluyendo la libertad musical de la improvisación, y, por el otro, las afinaciones abiertas y el blues como vehículo para fortalecer las capacidades musicales y desarrollar la habilidad para la improvisación. El precio por día es de 30 euros y, aunque el programa está enfocado para los dos días, es posible asistir sólo a uno. La clase magistral está abierta a guitarristas de grado básico-intermedio o intermedio y a guitarristas experimentados que se inician en los secretos del blues.
Y después de la teoría, será el turno de la práctica. En el marco de la Barcelona Resophonic Party, y compartiendo cartel con el grupo barcelonés Shine, Bob Brozman ofrecerá uno de sus trepidantes conciertos, en el que mostrará su ingenio, su energía, su técnica y su sentido del humor. Además de ser un maestro del slide, del fingerpicking y del tapping (Brozman tiene una colección de trucos que llevan al público a buscar efectos electrónicos en un show que es el producto limpio de un genio de la acústica), su familiaridad con diversas músicas del mundo (ha trabajado con artistas papúos, caribeños, indios, africanos y hawaiianos) produce una mezcla de influencias rítmicas y timbricas que no tienen parangón en la escena musical actual. El concierto se celebrará el lunes, 31 de agosto, a partir de las 10 de la noche. La entrada cuesta 10 euros.
Todas las actividades se realizarán en la sala Monasterio (Passeig d’Isabel II, 4). Para información, programa completo e inscripción, escribid a oriol@sonde3.com . // Jordi Urpi