Club del Río

club del rio 2
Club del Río
“Monzón” El Volcán Música, 2014

Este combo madrileño formado por tres guitarras, bajo, dos percusionistas y un teclado, y casi todos ellos a las voces, están dando mucho que hablar en el panorama del neo folk, por clasificarlos en algún apartado que todos podamos entender. He leído en algunos artículos comparaciones con muchos artistas españoles o extranjeros, pero a mí me gustaría simplemente hablar de su música y por supuesto recomendarla, yo llevo muchos días “enganchado” a su manera de hacer canciones. Su primer tema Ídolos empieza con el chin chin pum del tres por cuatro y te quedas pensando , ¡estos tipos de dónde salen! parece que te están soltando un rollo hippie, pero de repente una descarga de rumba te pone a bailar. Lunes, la voz del Canijo de Jerez, nos ayuda para seguir con ese espíritu festero y tu puedes  aprovechar para empezar a escuchar el bajo de Jacobo de la Viña y algunos acordes de guitarra preciosos mientras imaginas paisajes de Sudamérica. Abrázame, cambio de registro, cantautores de Malasaña, ese tipo de canciones dónde debería haberse quedado Sabina. Es natural, las guitarras de Esteban de Bergía, Álvaro Ayuso y Adriano Pezzi jugando a construir ambientes preciosos, mientras que las voces se juntan y elevan con gracia, ahora sí que no puedo evitar buscar similitud con mis admirados Julio y Agosto (a estos argentinos seguro que a nadie se le ha ocurrido compararlos). Lobo amigo, un buen trabajo de fondo con ese ritmo contagioso apetecible de chasquear con los dedos. Como forma de vida, de nuevo el bajo impresionante y ese fondo de coros esencial para da a entender “esa forma de vida” las percusiones vaticinando ese cambio de registro justo a mitad del tema, para llevarnos a ese cielo más negro, uahh. El teclado de Álvaro Baños directo al sonido Hammond.  Erosión, vuelta a los locales pequeños de cantautores, sencillez, pop, otra referencia imprescindible (lo siento, ya sé que lo había prometido) Maderita te viene a la cabeza y eso es un buen piropo, por lo menos para un servidor. La Madriguera, mi tema preferido desde la primera escucha, que maravilla, entrada con punteo de guitarra de los que salen una vez cada mucho tiempo, desarrollo típico pero no por eso menos interesante, de nuevo la entrada de los teclados anuncia algo grande y más con la voz de Solea Morente apoyando esa atmosfera, sección rítmica a tope. Descenso etéreo, detalles de psicodelia, por si faltaba algo, de nuevo la conjunción de voces esencial para dar este ambiente, al final un ritmo aflamencado con unas palmas muy rápidas dan un giro interesante al tema. Para acabar Club del Rio, la voz de Leopoldo Urrutia con esa forma de matizar, las guitarras sonando a recuerdo, la sección rítmica marcando el tempo y toda la banda aportando detalles para visualizar mejor. Esta música que pude sonar a muchas cosas pero para un servidor es fresca como el agua de este maravilloso rio. + info | relacionados | Candido Querol