Circo Raluy

Caratulka Circo Raluy
Circo Raluy
Moll de la Fusta, Barcelona. Del 4 de diciembre al 14 de febrero de 2016

El Circo Raluy se instala un año más, durante más de dos meses, en el Moll de la Fusta de Barcelona, para ofrecer su nuevo espectáculo, Altius. Un nombre que habla del más alto, el más fuerte… los más perseverantes. Y es que esta saga de artistas de circo que llega hasta nuestros días con cambios generacionales que la van alimentando  ― Carlos Raluy, director actual del circo, nos comentó que el próximo año habrá otro Circo Raluy más, actuando por Catalunya― y que han conseguido mantener su proyecto desde la década de los 70, primero en Portugal como Circo Alabama, luego en nuestro país como Circo de Moscu,  Circo Ringling y Circo Ringland, para, finalmente, hacia 1990, adoptar el nombre actual, son, verdaderamente una grupo de artistas de lo más perseverante.

Perseverantes y llenos de calidad, lo que les ha dado la posibilidad de constituirse, en la actualidad, en el circo más clásico y familiar, aunque sin olvidar, por ello, incorporar a artistas de probada calidad para reforzar sus espectáculos. Así, este año, cuenta como invitados con Pasha  voladas, que lo forman Pavel y Anastasia Voladas y que desde Bielorusia presentan un espectacular número de barras fijas; Alex Bobylev un payaso procedente de Rusia; y la troupe rumana Alexandros cuyos seis miembros nos presentan un arriesgado número de salto aéreo desde báscula. Todo ello sin olvidar a los miembros de la propia familia que presentan sus números, algunos nuevos, como el de Kimberley y Jillian, que recuperan uno que hacían de niñas, de acrobacias y sincronías con cueras y contrapesos; o Rosa Raluy que el año pasado nos ofreció su trabajo de equilibrio de estructuras y este año presenta su actuación con aros rodantes con su cuerpo como eje; por citar solo a alguno de ellos.

Un Circo entrañable y totalmente recomendable, con una carpa que permite la máxima visibilidad del espectáculo para los espectadores, y con su particular Museo, que por sí solo ya vale la pena visitar, con carromatos, caravanas y objetos recuperados de otros circos, algunos hace muchos años, como del Circo de París de dónde sacaron sus primeros materiales. Y, como posiblemente ya sabéis, los súper fans del Circo Raluy, tienen la posibilidad de pernoctar en el mismo, en el hotel que, en un precioso carromato, tienen instalado junto a la carpa. Una posibilidad única de vivir el circo desde dentro. +Info | Texto y Fotos: DESAFINADO RADIO

 

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Circo Raluy