Chiki Lora

chiki lora2
Chiki Lora

Sumando, El Volcán, 2016


Por si no te suena el nombre te diré que Chiki Lora fue fundador y cantante de Canteca de Macao, sólo para que te sitúes, ya que a partir de ahí en ningún momento voy a establecer comparaciones. Este Sumando tiene entidad propia, 12 canciones compuestas por Chiki Lora, eso sí, como suele ocurrir con los productos de la casa, las colaboraciones dejan huella. Lora se ha decidido a componer todos los temas y además a producir el trabajo, consiguiendo un disco que suena impresionante y que te engancha cada vez más, le auguro un éxito para todos los seguidores garrapateros, que hay unos cuántos. Vamos con las canciones. Decidí, ritmo cubano que siempre ha quedado bien con los rumberos, una sección de vientos que te obligará a mover el esqueleto Julián Olivares con el tres y toda la descarga de una sección rítmica apabullante. Tu y yo, el bajo de Fernando Lamadrid incrustado en este ritmo trepidante, la guitarra eléctrica de Carlos Leal y un Chiki Lora que se desenvuelve a lo grande en medio de esta banda, tablas, muchas tablas. Almería, sin duda alguna debería ser el single a pinchar en todas las radios, graciosa, pegadiza, la colaboración de Javi Cantero y esa flauta enorme de Juan Carlos Aracil (por un momento creí que el maestro Jorge Pardo estaba ahí), es el primer tema que me enganchó, genial. Enredos, ahora son el bajo de Yago Salorio y la batería de Rodrigo Díaz “el niño” los responsables de este cambio de registro, ska, reggae, otros flores dando colorido al disco. Compás, la guitarra española de Fran Cortés, ya te lleva directamente a dónde quiere llevarte, pero cuándo entra la voz de Tomasito, ya me ha matao, que bien sienta esta combinación de voces. Aquí sí que no te puedes resistir a bailarlo. Sin duda alguna flamenco pero de verdad (seguro que el maestro Diego Carrasco apoyaría mi comentario) La musa, seguimos en racha, ahora es Juanito Makandé quién aporta su arte, y por lo menos a un servidor le da la sensación que si Ketama siguiera en activo, estaría por aquí. De nuevo una gran banda detrás. Desolación, ahora el bajo lo pone Jesús Bachiller “Bachi” decididamente es un disco dónde el bajo es fundamental todo el tiempo. Atentos también al cajón de Manu Masaedo, de nuevo la flauta genial y la voz de Lora, aunque parece que va forzada creo que está sencillamente genial, me gusta mucho esta composición, al final resuelve en ese espíritu cubano que tan bien le sienta. Tango, un perro entrañable y la voz de quién no podía faltar, El Canijo, una canción garrapatera donde las haya, fresca, divertida y con unas mezclas de estilo que la hace grande y al mismo tiempo facilona para aprenderla, en el bajo Yago Salorio. Felicidad, otra composición que va cambiando de latitudes, mantiene un ritmo férreo que le da, cómo no, la sección rítmica reforzada por percusiones de Masaedo y los coros y después la voz de Lora va consiguiendo los cambios de estilo. La lucha, una canción con mayúsculas, la guitarra de Víctor Iniesta, unos vientos deliciosos, otra vez me recuerda a Ketama. Atento a la trompeta de “Enriquito” o la conjunción entre flauta y percusiones. Soledad, ahora es el mismo Chiki Lora el que recupera la faceta de guitarrista, es la típica canción que esta perfecta con toda la orquesta pero estoy seguro que desnudita también quedaría redonda, la voz de Anita Kuruba muy linda. Oda al alcohol, un poquito de swing no va mal, y deja para terminar un regusto a fiesta grande, fiesta internacional. Las percusiones nos llevan al lado del atlántico que queramos escoger. Un disco para gozar, sin duda alguna. + info | relacionados | Candido Querol