Bollywood The Show

bolliwood.jpg Bollywood The show
Teatre Tívoli, Barcelona
Del 31/03 al 25/04

Aproximarse a la música india parece algo complejo para la mayoría del público musical, requiere un esfuerzo de búsqueda y dedicación, pero últimamente parece que los ritmos hindú más populares se aproximan a nuestras latitudes. El hecho de que alguna película occidental haya puesto de moda Bollywood quizás tenga algo que ver con que diferentes espectáculos de la industria cinematográfica india se extiendan por el planeta. O eso, o que Bollywood está de moda porque sí. En Barcelona se ha podido presenciar Bollywood The Show, procedente de Bombay, y en Madrid hay alguna otra obra en cartel. En sí, sendos espectáculos no dejan de ser shows musicales en donde se hace un repaso a las canciones y a las coreografías típicas de las películas de Bollywood, que en La India tienen una especial significación. No hay que perder de vista que la industria cinematográfica de aquel país estrena más de 20 películas al día, que dispone de más de 13.000 salas y que cada día acuden a disfrutar del cine más de cinco millones de espectadores. Con y sin piratería, el éxito es espectacular.


Bollywood The Show
se muestra como un espectáculo digno para todos aquellos amantes de los musicales en donde un pequeño guión trata de explicar una historia salpicada de canciones y coreografías de lo más variado, tal vez una pizca reiterativas. No obstante, la producción es fiel a lo que trata de representar, la esencia de Bollywood. Con música enlatada, 50 bailarines y actores discurren eficazmente sin perder el paso al compás de una música de origen indio totalmente occidentalizada. Cada tema rezuma modernidad y cultura discoteca, sin que podamos extraer retazos terrenales más allá de los primeros cinco minutos de la obra.
Por otra parte, la pequeña historia que trata de mostrarse no es baladí. Nieta y abuelo, ambos expertos danzarines, una de orientación contemporánea actual y el otro de orientación clásica, divina y religiosa, se enfrentan en su separación por pensar de forma diferente al respecto del baile y la música, mientras al mismo tiempo se repasa la historia de la meca del cine hindú. La joven, finalmente triunfará en Bollywood como escenógrafa. En el fondo de la historia no hay otra cosa que el debate entre la cultura clásica y su oposición a las ideas y nuevas concepciones de la juventud, algo bastante universal. También podemos disfrutar de un momento de auto parodia, con humor, sobre el argumento de las típicas películas de Bollywood en donde todo está bastante pautado y no hay espacio para las sorpresas.
En el aspecto musical hay momentos para todo, para la reiteración, para mover el pie al ritmo del compás y para el bostezo, pero como en todas las cosas, es cuestión de gustos. Habrá que esperar a presenciar otros espectáculos para poder comparar y comprobar que no se abusa de estereotipos y de la misma esencia. Éste espectáculo musical al menos está indicado para los amantes de las coreografías exóticas y actuales y cuenta con una audiencia mayoritariamente femenina, a juzgar por su presencia en el patio de butacas del precioso Teatro Tívoli. // Antonio Álvarez