Azzango

azzango-portada
Azzango
“Mediterranée”, Nuevos Medios, 2015

Es muy significativo que Nuevos Medios haya apostado por este cuarteto francés para iniciar su nueva etapa. Deja claro que como siempre, la libertad de fusiones va a ser su bandera, y el Mediterráneo, sea francés o de Murcia su territorio más cercano. No creo que sea justo minimizar la música de estos jóvenes haciendo las cuatro comparaciones de rigor, es un gran trabajo y merece desgranarlo poco a poco. Sur- Prise, sección rítmica marcando una compás que hermana nuestro mar con la cadencia de las caderas brasileñas, el bajo eléctrico de Josep Manresa Zafra, se atreve con el primer solo, es su composición y tiene cosas que contarnos. Un tango placa Clémenceau, casi puedo ver la pareja deslizándose muy juntitos por cualquier plaza del mundo, aun que empieza marcando el acordeón de Dimitri Saussard rápidamente la guitarra de Romain Baret acepta el juego de conversar. La composición es del batería Sébastien Necca y su pegada segura da un compás esencial al tema. Musée des automates, que maravilla de melodía, por supuesto que recuerda a Galiano, y a Piazzolla, ¿ y qué? es una preciosidad y  punto. Hay un dúo entre guitarra y bajo, que es para quedarte alelado. Différente égalité, me molesta un poco la presencia obsesiva del bombo para un tema tan lineal. Quizás puedas verlo como un remarcar la africanidad de la composición, podría ser. En directo seguro que levanta al público. Les caprices d’Apophis, sigue en la línea del anterior, toda la sección rítmica es contundente, aun que poco a poco vuelve a colarse ese ritmo que comentaba en Sur-prise y el acordeón y guitarra encuentran por momentos su espacio. Pleure si tu en as envie, un tema de Manresa que inician las cuerdas, poco a poco entra suavemente el acordeón, que se alza en agudos apoyándose con seguridad en las cuerdas, muy bonito. A mitad del tema el bajo entra irreverente, consiguiendo distraernos por momentos del acordeón, pero solo es un espejismo. Plénitude, otra vez primer plano para la batería y ahora sí que no van a tener más remedio que bailar al son que marque Necca, apoteósico. Au delà de 4000, bajo y acordeón inician esta composición de Saussard, la guitarra va entrando como solista, mientras los otros tres le ofrecen un colchón sonoro discreto, un tema muy bien construido y que merece varias escuchas, hay mucho que sacar. El siguiente tema es  ¡Vamos! si fuese el responsable de Nuevos Medios, sin duda alguna este sería el tema estrella, es la fusión total, ahora Necca se pasa al cajón y la fiesta es imparable. El ritmo es vacilón y te engancha aun que no quieras, ideal para cualquier noche de verano de cualquier lugar del mundo. Para terminar  Soul Créole, cierran como habían empezado, los tambores de Rio de Janeiro, la murga de Montevideo o los gitanos de la Camargue, desfilando sin prisas por cualquier playita, como si lo viese. + info | relacionados | Candido Querol