Aya de Yopougon 5

Aya-5
Aya de Yopougon 5
M. Abouet y C. Oubrerie. Norma, 2010

La futura escritora y actual guionista de cómics Marguerite Abouet (Abidján, Costa de Marfil, 1971) y el dibujante Clément Oubrerie (París, 1966) son los autores de Aya de Yopougon, la serie más singular y exitosa que ha dado el cómic africano en los últimos años.Aya-5-pic Distinguida en sus inicios con el premio al mejor primer álbum en el salón de Angoulême de 2006, la obra ha llegado a España de la mano de Norma Editorial quien ha ido publicando cada uno de los cinco volúmenes aparecidos originalmente en Francia.

Uno de los elementos básicos sobre el que reside la enorme aceptación de la serie en Europa se encuentra en la ternura, humor, cercanía y novedad con las que Abouet narra unas historias llenas de cotidianidad vividas – o imaginadas – durante su infancia en Costa de Marfil, durante la década los setenta. Este periodo, uno de los más prósperos en uno de los países más tranquilos – aunque no siempre – del África occidental, sirve de escenario para narrar las experiencias vitales de Aya, Adjoua y Bintou, tres jóvenes y guapas amigas y vecinas del mismo barrio de Abidján, la capital del país, con muchas ganas de vivir y con muy distintas actitudes frente al futuro. A las suyas van conectándose las historias de un innumerable listado de personajes secundarios a cual más brillante. Pero lo que termina de dar la calificación de excelente a esta obra es el muy atractivo trabajo gráfico del ilustrador francés Clément Oubrierie, cuyos dibujos de trazo fino y colores cercanos a la textura de la acuarela otorgan al conjunto una sensación de gran calidez.

Aya de Yopougon provocará extrañeza en los habitantes del denominado primer mundo ante tal tranquilidad social en África, tan acostumbrados como estamos a seguir «la actualidad africana» a ritmo de genocidios y hambrunas, de metralletas, pateras y pandemias. Pero esa otra África también existe y por fin alguien lo ha puesto ante nuestros ojos. | www.ratondecomicteca.blogspot.com | Yayo Álvarez.