Abe Rábade trio

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Abe Rábade trio

“Sorte” Nuba records, 2021

El compositor y pianista gallego Abe Rábade sigue su producción incansable, este es su álbum número 14, todas las composiciones son suyas y aunque el concepto del trio data del 2006.  De hecho surgió en Nueva York con Paco Charlín (contrabajo) Val Tzenkov (batería) Muchos son los músicos que han participado, pero ya en el 2008 se consolida el trío actual, con Pablo Martín Caminero en el contrabajo y Bruno Pedrosa en la batería. Este es su séptimo trabajo como trio. Explica Rábade que ha querido centrarse en el concepto de “suerte”, como “grupo de elementos que han emergido por medio del azar”, cada pieza del álbum representa un estado de ánimo o una fuente magnética de inspiración. Son cuatro apartados de suerte, la mística, la épica, la íntima y la lúdica, ha buscado cuatro palabras esdrújulas con fuerza que las iguala en poder.  En cada apartado hay tres composiciones que toman conceptos musicales que van des del blues hasta la clásica con influencias como siempre de la música tradicional gallega y resueltas con la espontaneidad del jazz. Sin olvidar que la presencia de Martín Caminero nos va a llevar muchas veces a el gusto por el flamenco que tan bien defiende el de Vitoria. La parte mística gusta de interrogarse en Orballo sobre algunas cuestiones, Rábade cuestiona con la mano derecha, y la izquierda le va respondiendo con la paciencia de los místicos. Pálpito es un solo de piano para el recogimiento personal. Con detalle de arco de Martín al final, muy sutil. Fluido recoge la interrogación del principio pero ahora es el contrabajo el que plantea las cuestiones, redobles sencillos de la batería de Pedrosa, hacen notar su presencia, el portugués se muestra gran parte del disco en un plano alejado y hay que estar atento para percibir su toque sutil, un poco como le ocurre a Motian en algunos tríos. La sorte épica, Ideas es otro piano solo (con murmullos de batería a lo lejos) como una reflexión que enlaza directamente con Travesía, como es natural las épicas que un castellano imaginaría a caballo, el gallego la imagina en velero, aires tradicionales envuelven al trío y si me permite el autor yo ya escucho toques flamencos. Martín vuelve a coger el arco y el contrabajo llora por todos los que no regresaron. Cierran la sorte épica con Victoria, ahora sí que Bruno Pedrosa, se erige como portador de estandarte y el trio toma un aire de triunfo. Sorte íntima, Desencanto, el blues hace su entrada por la puerta grande, un tema atemporal cargado con todos los azules atlánticos, Rábade reinventa la belleza, Martín la adorna con preciosas cintas con volutas y Pedrosa cierra el regalo con azucarillos y peladillas. Una preciosidad de canción. Desexo (deseo) todo coge otra velocidad, ya se sabe que el deseo siempre tiene prisa, tanto este tema como Lúa nos llevan a territorios cercanos a la música clásica que curiosamente es la que mejor le sirve a Rábade para experimentar tímbricamente. Sorte lúdica, ahora es el contrabajo de Martín Caminero quién abre el último capítulo con Amanecida (detalles de bolero cubano muy interesantes) ¡paso al piano y batería que se apuntan al juego! Pedrosa impone un ritmo alegre, Rábade cuándo quiere lo vuelve a llevar al viejo blues y Martín Caminero retoca con ese swing tan especial. Otro momento de Calma, estos temas cortitos que van intercalando podrían ser temas a desarrollar en directo, pero aquí sirven para pasar de una idea a otra o a veces para entrelazar ideas similares. Cierran con Retorno, el barco ha regresado de su viaje a  Cuba y a Nueva Orleans  y viene cargado de manjares, que lo disfrutéis. + info | relacionados

yH5BAEAAAAALAAAAAABAAEAAAIBRAA7 - Abe Rábade trio