Un verano insolente

Viva-mejico
Un verano insolente

Rubén Pellejero y Denis Lapière. Astiberri, 2011

La prestigiosa editorial vasca especializada en novela gráfica Astiberri Ediciones presenta, recopilados en un único volumen, aunque en un formato más reducido, los dos tomos publicados en Francia por Editions Dupuis de Un verano insolente (2011). El trabajo más reciente del tándem formado por el dibujante catalán Rubén Pellejero (Badalona, 1952) junto al guionista belga Denis Lapière (Namur, 1958) es un gran ejemplo de la fructífera relación artística entre estos dos genios que hasta la fecha nos habían regalado obras tan destacables como Un poco de humo azul (Glénat, 2000); El vals del gulag (Glénat, 2004) y En carne viva (Astiberri, 2010).

En Un verano insolente nos pasean por el México de los años veinte, una década prodigiosa durante la que confluyeron, en Viva-mejico-picsu distrito federal, intelectuales, artistas, románticos, políticos y aventureros que, atraídos por la revolución mexicana, provocaron la eclosión de un movimiento artístico de carácter vanguardista. De esta manera, en la novela gráfica de Pellejero y Lapière aparecen nombres de la cultura y de la política del momento como los muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozco, Xavier Guerrero y David Alfaro Siqueiros; el pintor francés Jean Charlot, asistente de Rivera; la pintora y poetisa Nahui Ollin (Carmen Mondragón) o el fotógrafo y cinefotógrafo Manuel Álvarez Bravo, estrecho colaborador del cineasta ruso Sergéi Eisenstein.Sus historias giran alrededor de un eje central: la tórrida relación entre la fotógrafa y comunista italiana Tina Modotti con el fotógrafo norteamericano Edward Weston.

Como punto de partida para un guión tremendamente elíptico, Denis Lapière crea un personaje ficticio llamado Théo, quien relata,en su calidad de escritor y amigo imaginado de todos los protagonistas reales que aparecenen Un verano insolente, los acontecimientos ocurridos veinte años antes a un ingenuo taxista a quien ha arrastrado a una pulquería. Esto ocurre una vez que se ha conocido la muerte de Modotti, en enero de 1942 de un supuesto ataque cardiaco. Pero para Théo no se trata de una muerte natural sino que está relacionada con los recientes asesinatos del cubano Julio Antonio Mella y del ucraniano León Trotski.

En cuanto al trabajo gráfico de Rubén Pellejero, quien en 2010 recibió el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona en reconocimiento a toda su trayectoria, los bellos efectos de luz tan característicos de Pellejero, que sirven como separadores entre presente y pasado; la excelente caracterización de los personajes históricos y la recreación del escenario en que se mueven con una rica gama de colores ocres y apagados que atrapan toda la belleza de los espacios abiertos de México. www.astiberri.com | www.ratondecomicteca.blogspot.com | Yayo Álvarez.